Julio deja en Salamanca 83.056 turistas, la segunda cifra más elevada de la región tras Burgos

La estancia media queda fijada en 1,68 días en Salamanca.

Los hoteles de Castilla y León computaron en el mes de julio de 2014 un total de 695.545 pernoctaciones, un 4,91 por ciento más que el mismo mes del pasado año, con una estancia media de 1,59 días frente a los 3,80 de la media nacional. De ellas, 505.892 correspondieron a viajeros españoles y las 157.096 restantes fueron de viajeros extranjeros.

  

Según los datos de la Encuesta de Ocupación en Establecimientos Hoteleros en julio de 2014 hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), Castilla y León recibió en el citado mes 437.736 viajeros, un 6,2 por ciento más que el pasado año, de los que 326.106 eran residentes en España y 111.630 extranjeros.

  

Así, por provincias en Ávila el mes de julio se registraron 29.052 viajeros, con una estancia media de 1,58 días; en Burgos, 88.423 viajeros( 1,42 días); en León, 73.532 viajeros (1,58 días); en Palencia, 19.808 viajeros (1,68 días); en Salamanca, 83.056 viajeros (1,68 días); en Segovia, 44.720 viajeros (1,66 días); en Soria, 19.641 viajeros (1,84 días); en Valladolid, 56.635 viajeros (1,63 días) y en Zamora, 22.869 viajeros (1,57 días).

  

La cifra de viajeros ha aumentado en todas las provincias, a excepción de en León. En cuanto a la estancia media, ha descendido en el conjunto de la Comunidad, de 1,61 días en 2013 a 1,59 en 2014.

  

En Castilla y León había 1.391 establecimientos abiertos en el pasado mes de julio --un 2,9 por ciento menos que en 2013-- con un número de plazas estimado de 60.779 y una capacidad de empleo de 6.883 trabajadores. El grado de ocupación por plazas en julio fue del 36,56 por ciento en Castilla y León (65,63 por ciento en España) mientras que el grado de ocupación de plazas por fin de semana se elevó al 49,65 por ciento (69,87 por ciento en España).

  

El mayor número de establecimientos abiertos correspondió a León (288 y 11.129 plazas), seguido de Burgos (219 y 9.511 plazas); Salamanca (204 y 11.079 plazas);  Valladolid (132 y 7.993 plazas); Segovia (134 y 5.689 plazas); Soria (120 y 3.780 plazas); Ávila (105 y 4.935); Zamora (96 y 3.433 plazas) y Palencia (93 y 3.230 plazas).

 

PRECIOS HOTELEROS

  

Por otro lado, en Castilla y León los precios hoteleros aumentaron un 0,3 por ciento en julio de 2014 respecto al mismo mes del año anterior, frente a un incremento del 0,7 por ciento para la media española. Así, el Índice de Precios Hoteleros (IPH) en Castilla y León se sitúa en un 87,6 mientras que en España este índice es del 96,7 por ciento.

  

Por su parte, la facturación media de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) en julio fue de 53,4 euros (81,7 euros en el resto del país), un 1,7 por ciento más que en julio de 2013, frente a la subida del 3,4 en España.

  

Mientras tanto, el ingreso por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 21 euros en Castilla y León (54,6 en España) con una evolución interanual del 7 por ciento (3,3 por ciento a nivel nacional).