Julián Ramos defenderá la PNL del PP para modificar la norma de calidad de los cerdos ibéricos

Castilla y León ocupa el primer lugar en España en el censo de animales ibéricos con 920.726, un 35 por ciento del total
El procurador salmantino y alcalde de Guijuelo, Julián Ramos Manzano, será el encargado de defender en el Pleno de las Cortes de la próxima semana la Proposición no de Ley presentada por el PP para la modificación de la Norma de Calidad de los productos ibéricos.

La PNL apoya la propuesta de acuerdo del sector ibérico de Castilla y León de modificación de la Norma de Calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos, que contempla una posición común respecto a la situación del sector.

Castilla y León ocupa el primer lugar en España en el censo de animales ibéricos con 920.726, un 35 por ciento del total, por delante de Extremadura con 864.920 (el 33 por ciento), y Andalucía con 461.479 (el 17,6 por ciento).

Las explotaciones de cerdo ibérico acogidas a la Norma de Calidad del Ibérico en Castilla y León, suman 1.969 de un total de 5.139 explotaciones porcinas existentes en nuestra comunidad autónoma.

Castilla y León es la primera comunidad en comercialización de jamones ibéricos, con un 48,7 por ciento del total nacional, lomos ibéricos con un 67,9 por ciento y carne fresca de ibérico con un 48 por ciento, con destino al consumidor final.

La producción y comercialización del cerdo ibérico se reguló, por primera vez en España, con la aprobación del Real Decreto 1083/2001, derogado posteriormente por el Real Decreto 1469/2007, por el que se aprobaba la norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos

Según recuerda el PP, estos diez años han permitido poner de manifiesto los problemas que se han derivado de una normativa "ambiciosa y compleja, en la regulación y control que establece", además de que hay que tener en cuenta la difícil situación de crisis económica y financiera que atraviesa España y la incidencia que está teniendo sobre el sector del ibérico; "lo que ha traído como consecuencia una caída importante de precios de venta de producto, aumento del stock, y una significativa reducción del censo de animales".

Con el objetivo de presentar un frente común, ante posibles cambios en la norma de Calidad del Ibérico, el PP consideras que cualquier modificación debería basarse en varios aspectos como que los posibles cambios deben estar avalados por el consenso mayoritario de todas las partes, se deben simplificar las actuales denominaciones de forma que se facilite la comercialización y se deben establecer criterios claros que puedan ser cumplidos por las partes implicadas, permitiendo un control viable y eficaz.

En consecuencia, el Grupo Parlamentario Popular estima que, "dada la gravedad de la situación" que está atravesando el sector ibérico, debe obtener el respaldo de las Cortes de Castilla y León.