Juicio contra cuatro acusados por vender jamones embargados

Penal Uno. Los imputados, un abogado, dos constructores y un empresario chacinero, supuestamente consiguieron 250.000 euros al expender los productos ibéricos conociendo que estaban confiscados
E.G.

Un abogado, dos constructores y un empresario chacinero se enfrentan esta mañana a una pena conjunta de 15 años de cárcel, que les solicita la acusación particular, acusados de conseguir 250.000 euros tras la venta de productos ibéricos que estaban embargados, según informaron fuentes jurídicas.

Este juicio se tenía que haber celebrado a finales de diciembre del pasado año pero se suspendió porque en la vista oral, el abogado de la acusación particular –representa a la empresa que embargó los productos ibéricos– elevó la pena solicitada, ya que junto al delito de alzamiento de bienes añadió el de estafa.

Los hechos por los cuales los cuatro acusados de iniciales A. A.–abogado–, J. B. M. L. y F. P. C. –constructores– y el empresario chacinero A. C. B., se sentarán en el banquillo de los acusados sucedieron en 2008 cuando presuntamente participaron en la venta de productos ibéricos, concretamente, jamones y paletillas, consiguiendo supuestamente de esta venta 250.000 euros de una empresa de Ciudad Rodrigo. Esta operación presuntamente la realizaron conociendo que la mercancía estaba embargada.

Por estos hechos, la acusación particular solicita para J. B. M. L. y para F. P. C., cuatro años de cárcel. Solicita cuatro años de prisión y cinco años de inhabilitación para el abogado A. A. y un año de cárcel para el chacinero A. C. B. al considerarle cómplice o encubridor del delito.

Mientras, el Ministerio Público no acusa al considerar que es un asunto que se debe tratar por la vía civil.

Uno de los acusados, cuya identidad responde a las iniciales J. B. M. L. fue condenado en enero por la Audiencia Provincial de Salamanca a dos años y medio de cárcel acusado de la doble venta de una vivienda en la calle La Rúa.

Además, este constructor es conocido en el ámbito policial ya que a finales de año también fue detenido y condenado a cuatro meses de cárcel por haber sido sorprendido hasta en cuatro ocasiones conduciendo un vehículo tras haberle retirado los puntos. El juicio está previsto que se celebre esta mañana en la Sala de lo Penal número Uno de los Juzgados de Colón.