Jubilados y pensionistas de CC.OO y UGT de CyL protestan mañana en Valladolid por la no revalorización de las pensiones

A las 11.00 horas habrá una movilización previa en la Plaza de Fuente Dorada y después una manifestación hasta el INSS


VALLADOLID, 11 (EUROPA PRESS)

Las Federaciones de Jubilados y Pensionistas de CC.OO y UGT de Castilla y León llevarán a cabo mañana miércoles, día 12 de diciembre, protestas en la calle en contra de la no revalorización de las pensiones, último compromiso incumplido por el Gobierno de Mariano Rajoy, tal y como denuncian.

La primera movilización tendrá lugar a las 11.00 horas en la Plaza de Fuente Dorada de Valladolid. A esta cita acudirán los delegados de CC.OO, para un cuarto hora después marchar en manifestación por Teresa Gil, Plaza de España, Plaza Madrid hasta la calle Gamazo, sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), donde a las 11.30 horas están citados también los compañeros de UGT.

Estas movilizaciones también se llevarán a cabo en todas las ciudades españolas. Las respectivas organizaciones confederales de CC.OO y UGT instarán a la Defensora del Pueblo y a los grupos parlamentarios del Congreso a presentar recurso de inconstitucionalidad contra la medida adoptada por el Gobierno, según informaron fuentes sindicales.

Al mismo tiempo, las Federaciones de Jubilados y Pensionistas en Castilla y León han instado a sus afiliados a interponer reclamaciones individuales ante el INSS para percibir las cantidades correspondientes al 1,9% que debería haberse revalorizado.

El colectivo de pensionistas y jubilados ha sufrido la congelación de sus ingresos en 2011 y 2012, y ahora la no revalorización de sus pensiones, al tiempo que padecen la subida del IVA, del IBI, dos subidas de la luz, del transporte público, el copago sanitario, los recortes en la Ley de Dependencia e incluso desahucios por avalar los préstamos hipotecarios de sus hijos.

La pensión media en Castilla y León es de 813 euros y más de la mitad está por debajo del salario mínimo interprofesional y la inmensa mayoría contribuye en la subsistencia de sus hijos y nietos.

Los representantes sindicales consideran que con esta no revalorización de sus pensiones han sufrido el mayor ataque en la historia de la democracia, a la vez que ponen en evidencia la nula credibilidad del Gobierno, que les ha mentido reiteradamente, por boca del secretario de Estado de Seguridad Social, de la ministra de Trabajo y del propio presidente del Gobierno, por lo que consideran que están ante un Gobierno "irresponsable, insolidario e incompetente".

Al mismo tiempo han recordado que la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León tiene retenidos 1,6 millones de euros correspondientes al copago sanitario de los medicamentos por parte de los pensionistas, cantidades que debían haber sido devueltas a los tres meses y sobre los que ya han pasado cinco meses y aún no han recibido.