Juan José Hidalgo se plantea entrar en el negocio estrella de Renfe

Juan José Hidalgo, empresario salmantino

El empresario salmantino confirma que está esperando a conocer los pliegos de Fomento para entrar como operador en el transporte ferroviario de pasajeros. Lo hará con Acciona o en solitario y está dispuesto a fletar trenes para la alta velocidad.

La liberalización del transporte ferroviario ha abierto un jugoso mercado para las empresas de fomento y transportes. Históricamente monopolizado por Renfe, lo que se ha considerado siempre un mal negocio se está convirtiendo en todo un caramelo: 19 millones de viajeros y una política de ajustes para hacer rentable Adif y Renfe así lo confirman. Esta circunstancia ha despertado el interés de muchas empresas, entre ellas, Globalia, que está dispuesta a entrar en el negocio del transporte de viajeros en tren.

 

Así lo ha confirmado ayer a este medio su presidente, Juan José Hidalgo. El empresario salmantino está esperando en estos momentos conocer los pliegos de condiciones que va a poner Fomento para conceder licencias a las empresas. Pero lo que decanta definitivamente el interés es la posibilidad de operar en terrenos hasta ahora vedados para las empresas privadas y que constituyen el éxito actual de Renfe. Se trata de la alta velocidad operada con trenes AVE y Alvia, la línea de negocio de más éxito de Renfe.

 

Hidalgo considera positivo que se abra a la competencia la explotación de las grandes infraestructuras, como las líneas férreas y las autovías, y considera interesante el negocio del transporte de viajeros en alta velocidad. Según el empresario salmantino, podría llegar incluso a fletar sus propios trenes para operar en los horarios y líneas que marque el concurso que está ultimando Fomento.

 

La idea de Fomento es sacar a concurso para la explotación privada determinadas franjas horarias o frecuencias de las distintas conexiones. Hasta ahora, esto era solo válido para los denominados trenes turísticos, de los que se ocupaba Feve hasta su desaparición, y que fue la primera parte que liberalizó Fomento el pasado julio. Ahora, la ministra ha anunciado que Fomento abrirá de forma "inmediata" la red de ferrocarril de Alta Velocidad y de Larga Distancia para que operadores privados entren a explotarla en competencia con Renfe "en el primer semestre de 2014", asegura Ana Pastor.

 

La competencia directa con Renfe en tráfico de viajeros por AVE y Larga Distancia comenzará con la entrada de empresas que obtengan a través de un concurso público los denominados 'títulos habilitantes', esto es, una licencia que les permitirá circular por determinados trayectos. Pastor ha anunciado que su departamento prevé sacar "de forma inmediata" a concurso estos primeros 'títulos habilitantes' para que esta segunda fase de la liberalización ferroviaria sea una realidad "en el primer semestre de 2014".

 

La ministra aseguró que no sólo hay empresas interesadas en entrar en este negocio, sino que muchas ya cuentan "con la correspondiente autorización administrativa para hacerlo". Es el caso de las que accedieron a las licencias para el transporte ferroviario de mercancías. Entre ellas está la que podría ser socio de Globalia e Hidalgo en el salto a las vías del tren. El pasado febrero, Hidalgo ya mostró el interés de su grupo en entrar en la explotación de las líneas ferroviarias de mercancías. En este negocio entraría de la mano de Acciona, que es una de las que tiene licencia. Y esta alianza se podría repetir para el transporte de pasajeros.

 

Las constructoras Acciona, OHL, Ferrovial y Comsa, los grupos de transporte en autobús Alsa y Arriva-DB, y Hemisferio (firma patrimonial de la familia Lara) son, según Europa Press, las compañías interesadas y que estudian entrar en el negocio de transporte de viajeros en trenes AVE en competencia con Renfe.