Juan del Álamo, invitado estelar en la noche de rugby y toros en Captieux

Serge Blanco y Juan del Álamo

El torero salmantino y el ex jugador y seleccionador de rugby francés Serge Blanco, juntos para hablar de estas aficiones en Francia.

Juan del Álamo sigue siendo reclamo en Francia. Esta vez se ha trasladado a la localidad de Captieux, donde la Asociación Renouveau et Tradition ha celebrado una gala en la que el deporte y los toros han sido los reyes de la noche.

 

Más de 400 personas se han dado cita para celebrar una velada donde los principales protagonistas han sido las aficiones que más se mueven en el sur de Francia, el rugby y los toros. Como máximos representantes de cada una de las categorías, no podía faltar unos de los mejores jugadores mundiales de rugby,  Serge Blanco y el matador de toros revelación del 2015, Juan del Álamo.

 

Serge Blanco ha sido reconocido como el mejor jugador de rugby en la historia del equipo francés, habiendo jugado 93 partidos con Les Bleus, y siendo su capitán 17 veces, disputó las dos primeras Copas del mundo. También llamado “el Pelé del rugby”, fue considerado el mejor del mundo en su posición. Actualmente es un directivo del Biarritz Olympique.

 

Durante la cena, tanto Serge Blanco como Juan del Álamo han explicado a todos los presentes, como han sido sus inicios y su trayectoria profesional, desde diferentes puntos de vista, sus luchas personales y sus esfuerzos por conseguir sus sueños.

 

Entre ellos se ha manifestado una profunda admiración desde que se conocieron, y son muchas las veces en las que se adentran uno en el mundo del otro. Es por eso que Serge Blanco es asiduo al campo charro, donde siempre que puede se traslada para compartir con Juan del Álamo, tentaderos y jornadas camperas, así como en la propia plaza, donde el matador agradecido por su presencia, brindo un toro hace dos años en la pasada feria de Bilbao.

 

Para Juan del Álamo, el rugby ya va siendo un deporte más conocido. Siempre que su vida de torero se lo permite ha acompañado alguna vez al deportista a encuentros nacionales de la selección, pudiendo disfrutar y aprender del deporte rey del país vecino. La complicidad, el respeto y la admiración, queda clara entre ellos.

 

Tras la asistencia a los compromisos adquiridos, Juan del Álamo viajó de Francia a Extremadura para tentar en la ganadería de Jose Luis Iniesta, donde se encontró muy centrado y responsabilizado de cara a los primeros compromisos importantes de la temporada, Lisboa, Valencia y Arles.