Juan del Álamo borda el toreo: "Las metas que quiero alcanzar son más altas"

El torero de Ciudad Rodrigo (Salamanca) ha sido uno de los grandes protagonistas en las ferias taurinas españolas 2015. Valiente y capaz, ha dado un golpe de autoridad dejando claro que sigue creciendo a pasos agigantados.

Todavía lo llamaban Jonathan Sánchez Peix cuando por Salamanca y su provincia se rumoreaba que había un novillero de Ciudad Rodrigo que apuntaba maneras y ¡cuidado que si las apuntaba! porque este 2015, ya como torero desde hace algunos años, ha dado un golpe de autoridad y no se le ha quedado una sola plaza por la que salir a hombros. Madrid, Zaragoza o Bilbao han sido algunas de las faenas que lo han catapultado a la gloria.

 

Hoy es Juan del Álamo, torero de ferias con mayúsculas. Se le nota esa ambición del que quiere dar todo de si a cualquier precio, en este caso poniendo las plazas en pie. Su toreo hoy maduro, ha evolucionado gracias al saber y al conocimiento que dan los años y la experiencia, su valor ha conseguido darle un sitio que seguramente más adelante se convierta en grandes recompensas, ¡armas tiene para ganar y ganas le sobran!.

 

- ¿Qué balance puede hacer de esta temporada?

 

- En resumen ha sido una temporada importante y muy fructífera por el número de triunfos en plazas importantes como por ejemplo mi paso por Madrid o Bilbao. Un buen inicio de temporada es lo mejor de cara a contratos con las empresas. Luego de plazas de segunda como Palencia, Albacete o Salamanca guardo recuerdos muy bonitos, he podido expresarme y sentirme torero por las circunstancias que se reunieron y sobre todo por como me sentí yo.

 

-Triunfos... Han sido muchos, ¿Cuál destacaría?

 

- De toda la temporada el triunfo más importante para mi ha sido el de Bayona, ya no solo a nivel de repercusión, sino por lo que yo sentí ese día.

 

- En cuánto a los fallos... ¿dónde no estuvo a la altura?

 

- Pamplona, creo que fue una plaza en la que no estuve a la altura, me repercutió para mal, fue un día amargo.

 

-¿Cómo va a ser su temporada en América? ¿Cuál será su preparación?

 

- Este año en un principio no tengo campaña americana, pero eso no quiere decir nada, seguramente llegue algo. La forma en la que yo centro lo entrenamientos es el físico fundamentalmente y mucho mucho campo.

 

- ¿El público de allí es más o menos exigente que el nuestro?

 

- Los aficionados taurinos en América creen y aman la fiesta, son un trampolín para darnos a conocer, nos mantienen durante el invierno para llegar con este oficio de cara a las ferias españolas.

 

Juan del Álamo, en la feria de Salamanca (Foto: Carlos Perelétegui)

 

-¿Porqué solo torea en el norte de España y porqué no estás acartelado en La Maestranza?

 

- Razón ninguna, mi debut como novillero y matador cuando estaba empezando fue en Andalucía, si que es verdad que luego hay vacío allí en novilladas picadas, pero fui a Sevilla y a Almería. Luego de torero creo que estoy dando razones para estar allí, pero supongo que es como todo, esto es una carrera y hay que ir aprendiendo y esperando.

 

-¿En qué plaza se encuentra más a gusto?

 

- Salamanca me ha tratado muy bien siempre y especialmente en estos años siento admiración por parte de mi afición y gran respeto. También Madrid es una plaza donde estoy muy agusto.

 

- Después de triunfar en Madrid, Zaragoza y Bilbao... ¿Se han cumplido todas sus expectativas?

 

- Se cumplen objetivos, las metas que yo quiero alcanzar son más altas. Todo lo que he vivido este año me ha servido para seguir creciendo.

 

- Encastes minoritarios... ¿cómo valoraría Santa Coloma?

 

- Pasó un poco a estar de lado por el tipo de toro que ha sido siempre, que era más bien de segunda o tercera, hay un ciclo en el que ha costado adaptar este tipo de toro a plazas de primera, pero ahora mismo están en un buen momento, de hecho las figuras los están matando. Victorino, por ejemplo, son muy buenos, y aunque son corridas son duras, son fundamentales para el bien de  la fiesta.

 

- ¿Cómo se definiría dentro y fuera de la plaza?

 

- Dentro de la plaza soy bastante más serio que fuera. Aunque no me gusta hablar demasiado de mi, porque prefiero hablar de terceras personas... Soy un torero serio, doy dimensión de torero profundo, largura, intensidad, profundidad por abajo y me gusta la pureza... Luego fuera de la plaza, pues soy amigo de mis amigos, disfruto del tiempo libre con la familia, la gente cercana, amigo de mis amigos, soy una persona tranquila y me gusta divertirme, pero vamos que soy bastante normal.

 

- Para terminar... ¿Qué significa la palabra valor para usted?

 

- El valor para mi es la superación a los miedos. Es tener la capacidad de superar lo miedos que representa jugarte la vida delante de un toro.

 

Y es de cerca cuando el flamante Juan del Álamo demuestra que es más que un tío dispuesto a todo. A las plazas sale a ganar, a ordenar la lidia, a lucirse y a matar como le gusta a sus seguidores. Le hecha valor a la vida y a torear sale como los de antes, sin engaños. Confiesa ser un chico menos serio fuera de la plaza que dentro, pero eso se lo reserva para su familia y sus amigos.