José Ortega Cano deja claro que no hay ningún problema con su hija Gloria Camila

foto: EP

José Ortega Cano ha culminado un año de luces y sombras marcado por su ansiada salida de prisión y la recaída de su hijo José Fernando, quien finalmente ha recapacitado, volviendo a ingresar por su propia voluntad en la clínica López Ibor. Además, prepara su boda con Ana María Aldón para la próxima primavera.

José Ortega Cano ahora mira con optimismo el futuro que se abre ante él, preparando con ilusión su enlace con su pareja y madre de su hijo menor, Ana María Aldón. 

 

Por el momento, Ortega ha comenzado el año con buen pie, ya sin pulsera telemática, el dispositivo de control penitenciario que tenía que llevar puesto en su tobillo entre las doce de la noche y las ocho de la mañana, y que le obligaba a pernoctar en su domicilio. 

 

Tranquilo y relajado el ahora empresario se ha dejado ver atendiendo sus compromisos profesionales en Madrid. Aunque no quiso pronunciarse sobre la entrada en GH Vip de la que fuera su cuñada, Rosa Benito, ha querido dejar clara la buena sintonía con su hija, Gloria Camila, con quien ha disfrutado de las vacaciones "hemos pasado las Navidades con mi hija Gloria, no hay ningún problema", asegura. 

 

GLORIA CAMILA DESAPARECE DE LAS REDES    

 

Y es que recientemente la joven ha decidido desaparecer de la vida pública, tanto que incluso ha cerrado su cuenta oficial de Instagram. A esto habría que añadir que un mensaje cuanto menos sorprendente de su novio Kiko ha hecho que salten las alarmas sobre una supuesta mala relación entre padre e hija "Alguien tiene que cuidarte, y ese alguien soy yo @gloriortega1", ha escrito el extronista de Mujeres y Hombres y Viceversa en su Twitter.