José Ignacio, nuevo seleccionador

UN SALMANTINO AL FRENTE DE ESPAÑA
TERESA SÁNCHEZ

El entrenador salmantino José Ignacio Hernández es, desde ayer, el nuevo seleccionador absoluto de baloncesto femenino. La Federación Española comunicó el nombramiento de José Ignacio, quien toma el relevo de Evaristo Pérez y dirigirá a España en el Mundial de baloncesto que se celebrará el próximo mes de septiembre en la República Checa.

José Ignacio Hernández, vinculado durante toda su carrera al Club Baloncesto Halcón Viajes tanto en equipos de cantera como al frente del primer equipo –primero como Halcón Viajes y después como Perfumerías Avenida–, es el actual responsable del Wisla de Cracovia, conjunto que disputa la Euroliga y se encuentra en los octavos de final con un balance de diez victorias y una derrota. Además lleva varios años vinculado al Gabinete Técnico de la FEB desde el cual ha dirigido a la selección U16 femenina con unos resultados extraordinarios en otros tantos Campeonatos de Europa: medalla de plata en 2007 y medallas de oro en 2008 y 2009. De hecho hasta que le ha llegado la oferta para dirigir a la absoluta, en su mente estaba dirigir a la selección sub 17 en el Mundial que se disputará también el próximo verano.

Por el momento la duración de su contrato no ha sido confirmada por la FEB, aunque sí que podrá compatibilizar este cargo de seleccionador con el de entrenador del Wisla de Cracovia, conjunto con el que recientemente renovó una temporada más. Por el momento dirigirá a España durante el Mundial, que comenzará en el grupo C con Brasil, Corea del Sur y Mali como rivales, y posiblemente sea después cuando se concrete el tiempo exacto que durará su compromiso con el combinado nacional.

La llegada de José Ignacio Hernández a la selección absoluta no es casualidad. De hecho hace tiempo que se valoraban algunos nombres para sustituir a Evaristo Pérez, que continuará vinculado al Gabinete Técnico de la FEB, y uno de ellos era el del salmatino. No sólo la Federación española se había fijado en él sino que su nombre había sonado en otras Federaciones de Europa –se habló de Polonia–, y también de otras partes del mundo donde hay selecciones de primer nivel. Esta posibilidad es la que puede haber supuesto la mecha definitiva para acelerar un nombramiento que viene a premiar y reconocer la labor del entrenador que mejor palmarés reúne en el baloncesto femenino nacional en la actualidad.

JOSÉ IGNACIO HERNÁNDEZ
“Estoy feliz, orgulloso y con la sensación de un sueño cumplido”
Poco después de darse a conocer de manera oficial su nombramiento, y mientras apuntalaba los últimos detalles del partido que enfrentará mañana a su equipo, el Wisla, contra MiZo Pécs, José Ignacio Hernández valoraba su nombramiento.
¿Cómo se siente un seleccionador?
Feliz, tremendamente orgulloso y con la sensación de haber cumplido un sueño porque una selección es lo máximo.

Y encima no es una selección cualquiera.

No. Es la de mi país y, ahora mismo, la quinta del ránking mundial que no es nada sencillo. Es de las mejores y esperemos que podamos seguir mantiendola así.

Casi todo el mundo pensaba que este momento le tenía que llegar, ¿lo esperaba ahora?
Son cosas que nunca se sabe si pueden suceder. Yo estaba feliz trabajando en la sub 16, pensando ahora en el Mundial sub 17. La Federación ha decidido dar un cambio y en ese caso a cualquiera le puede suceder.
¿Quién se le vino a la cabeza cuando dio el sí?
Mucha gente. Por supuesto la familia y luego Carlos Méndez y Jorge Recio porque he de decir que ellos han creído más que yo que podía llegar a la selección. Jorge y Carlos soñaban con que esto sucediera y por supuesto que pensé en ellos y he hablado con ellos porque creo que es justicia que compartieran este momento. También en toda la gente que me ha apoyado en Salamanca, en la afición y me gustaría agradecer a la gente de Wisla, que no me ha puesto ningún problema, todo lo contrario, se ha mostrado muy orgullosos.

Y en el Mundial, ¿qué?
Un Mundial es mucho más complicado que otro campeonato, es muy competitivo y con rivales de gran potencia física. Pero tras los resultados de los últimos años en los Europeos creo que España está capacitada para luchar por lo máximo y pelearse con los mejores equipos del mundo.
¿Qué sello le gustaría dejar como seleccionador?
Pues el mismo que he intentado siempre que tuvieran los equipos que he dirigido. Que funcione el colectivo y que lo importante sea el equipo, no el seleccionador o alguien en concreto.

Es un momento en el que las jugadoras jóvenes van a ir tomando el relevo y siempre le ha gustado trabajar con la cantera.

La selección nacional cuenta con una extraordinaria mezcla de veteranía y juventud. Las más veteranas acumulan mucha experiencia en batallas de Mundiales, Juegos y Europeos, además con excelentes resultados, y las jóvenes han conseguido muchas medallas en las selecciones de formación. Es un equilibrio muy importante, que nos ofrece un gran presente pero sobre todo tener ilusión en un gran futuro.

Menuda racha.

La verdad es que sí. El baloncesto me ha dado mucho y hay que aprovechar el momento.