José Ignacio hace historia al sumar la medalla de oro en el Europeo sub 16

La generación masculina del 97 se cubre de gloria en la prórroga y tras una providencial canasta de Samu Rodríguez.

La generación del 97 sube al Olimpo de los más grandes y se lleva el oro en el Europeo de Kiev en la prórroga y tras una providencial canasta de Samu Rodríguez (15 puntos, 14 rebotes) a siete segundos del final, como informa la web oficial de la Federación Española.

 

La selección española de baloncesto Sub-16 se ha hecho este domingo con el oro en el Europeo disputado en Kiev, ante la gran favorita Serbia, por 63-65, tras un partido que necesitó de una prórroga para decidir al campeón, por lo que el combinado nacional suma su sexta medalla del verano en las diferentes categorías del baloncesto español.

 

La generación del 97 española ha conseguido el tercer oro de la modalidad (2006 con Ricky Rubio y 2009 con Dani Díez) y el 14º en competiciones europeas (2 Oros, 6 Platas y 5 Bronces) en la tarde de este domingo.

 

Y todo gracias a la ultima hazaña del baloncesto español que no tuvo una presa fácil en lo serbios, ya que los pupilos de José Ignacio Hernández fueron de menos a más y a remolque durante un encuentro que vio a Samuel Sánchez (15 puntos y 14 rebotes) y a Xabier Lopez-Arosteguj (14 y 7) como los mejores de los españoles y a Nikola Rakicevic con 19 puntos, el más destacado en el cuadro serbio.

 

Tras una remontada de siete puntos en el último cuarto a pocos minutos del final, curiosamente desde la línea de 6,25, cuando el acierto español era nulo durante los anteriores cuartos (0/17), el partido parecía que se iba a decidir desde los tiros libres tras una última posesión en la que Xabier Lopez-Arosteguj se jugó un triple que no tocó el aro pero que fue recogido por Sánchez, que fue objeto de falta, pudiendo haber dado la victoria a España si encestaba sus dos tiros libres cuando al marcador marcaba dos segundos para la conclusión del encuentro.

 

Pero el jugador de las categorías inferiores del Joventut de Badalona acusó los nervios y falló los dos tiros libres. Con el partido en la prórroga, Sánchez, con ganas de desquitarse del error, sí pudo destaparse en el tiempo extra anotando los dos tiros libres siguientes y dio, esta vez sí, la canasta de la victoria a España a falta de siete segundos tras capturar el rebote que daba al baloncesto rojigualda una nueva medalla para sus 'juniors' de oro.