JosĂŠ MarĂ­a Aznar: "Nadie va a romper EspaĂąa"

Asegura que quienes "juegan frĂ­volamente" a "prender fuego" cometen una irresponsabilidad y tienen que "atenerse a las consecuencias"

El expresidente del Gobierno JosĂŠ MarĂ­a Aznar ha afirmado que "nadie va a romper EspaĂąa" y que quienes "juegan frĂ­volamente" a "prender fuego" cometen una irresponsabilidad y tienen que "atenerse a las consecuencias".

Aznar ha hecho estas declaraciones en MĂŠxico DF al ser preguntado sobre las demandas independentistas en CataluĂąa, tras su intervenciĂłn en el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, COMEXI.

"EspaĂąa es una de las naciones mĂĄs antiguas de la historia y una de las mĂĄs relevantes del mundo. Ha tenido buenos y malos momentos; momentos brillantes y otros mĂĄs discutibles. Pero nadie va a romper EspaĂąa", ha asegurado el presidente de la FundaciĂłn FAES.

Asimismo, ha advertido de que "no se debe jugar frĂ­volamente con la historia ni prender fuego a nada histĂłricamente. Quien lo hace comete una irresponsabilidad, una deslealtad y una grave equivocaciĂłn".

"La Ley es igual para todos; quien no la cumple tiene que atenerse a las consecuencias", ha apuntado Aznar, que ha manifestado que "EspaĂąa va a continuar; continĂşa y continuarĂĄ".

El expresidente del Gobierno ha participado en un acto del influyente think tank Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, COMEXI, del que forman parte exministros de Exteriores, diplomĂĄticos y empresarios, y en el que ha presentado el informe estratĂŠgico de FAES 'AmĂŠrica Latina: una agenda de libertad 2012'.

En su intervenciĂłn, ha dicho que "quienes atacan el Estado o cuestionan la propia existencia de la NaciĂłn no sĂłlo niegan una tradiciĂłn, una herencia y una memoria compartidas. TambiĂŠn atacan nuestro futuro, nuestro progreso y nuestra libertad. Atacan el derecho de todos y cada uno de nosotros como ciudadanos a decidir en comĂşn sobre nuestras reglas de convivencia".

En este sentido, ha asegurado que "un Estado puede organizarse de distintas formas. Puede ser un Estado unitario o federal; centralizado o descentralizado. Pero lo que no puede ser es un Estado residual ni mucho menos un Estado frĂĄgil, confuso y ausente".

SegĂşn ha dicho, un Estado "tiene que ser identificable, como expresiĂłn polĂ­tica de la NaciĂłn y como garantĂ­a del ejercicio de sus funciones bĂĄsicas. Es decir, de la protecciĂłn de los derechos y las libertades de los ciudadanos; de la seguridad; del establecimiento de las condiciones para el desarrollo econĂłmico; de la cohesiĂłn social".

COOPERACIÓN TRANSATLÁNTICA
El presidente de FAES tambiĂŠn ha abordado la cooperaciĂłn transatlĂĄntica como soluciĂłn a la crisis financiera y econĂłmica global, sobre la que ha dicho que "es cierto que ha afectado de manera diferente a Europa, los Estados Unidos y las naciones latinoamericanas, y tambiĂŠn que las respuestas de unos y otros han sido distintas. Pero no tengo la menor duda de que la Ăşnica soluciĂłn posible vendrĂĄ de la mano de una intensa cooperaciĂłn entre esos tres vĂŠrtices que conforman el triĂĄngulo atlĂĄntico".

"En esa cooperaciĂłn, EspaĂąa y MĂŠxico tenemos un protagonismo y una responsabilidad especial que asumir", ha considerado Aznar, que ha subrayado que "MĂŠxico es el arbotante de la Comunidad Iberoamericana de naciones" y que "su fortaleza econĂłmica, la pujanza de sus empresas, el talento de su gente y su ventaja geoestratĂŠgica le convierten en un lĂ­der natural y un aliado imprescindible". No obstante, ha precisado que "la proyecciĂłn de MĂŠxico hacia el PacĂ­fico debe ser compatible con su compromiso AtlĂĄntico".

En opiniĂłn de Aznar, "este es el principal mensaje de esta Agenda de la Libertad. Trabajemos juntos desde la doble certeza de lo mucho que nos une y nos jugamos. Aprovechemos las oportunidades que ofrece la globalizaciĂłn con polĂ­ticas reformistas y liberalizadoras, y una mayor apertura comercial. Trabajemos para el fortalecimiento del Estado de Derecho y las instituciones democrĂĄticas, y en defensa de la seguridad y la aplicaciĂłn de la ley". Aznar ha asegurado asimismo que "hay que forjar un proyecto polĂ­tico sĂłlido para el conjunto de la regiĂłn, exento de personalismos y cimentado en la suma de los mejores atributos cĂ­vicos y polĂ­ticos".

SEGURIDAD Y PROGRESO
Por otro lado, Aznar ha aprovechado su intervenciĂłn en COMEXI para reconocer el esfuerzo realizado por la democracia mexicana para combatir el crimen organizado y el narcotrĂĄfico. "La violencia, en todas sus variantes, sĂłlo puede abordarse de manera eficaz cuando se afirma la preeminencia de la fuerza legĂ­tima del Estado; es decir, el imperio de la ley", ha seĂąalado Aznar, que ha dicho que "el fortalecimiento de las instituciones democrĂĄticas y el Estado de Derecho debe ser una de las grandes prioridades de AmĂŠrica Latina". En este sentido, tambiĂŠn ha valorado que "sin seguridad, no hay desarrollo social, ni progreso econĂłmico, ni un futuro de prosperidad".

REUNIÓN CON CALDERÓN Y VIAJE A PERÚ
Durante su visita a MĂŠxico, Aznar tambiĂŠn ha tenido ocasiĂłn de mantener una reuniĂłn con el presidente saliente, Felipe CalderĂłn, en la residencia oficial de este Ăşltimo en Los Pinos, donde le ha hecho entrega del informe FAES sobre AmĂŠrica Latina. AdemĂĄs, ha tenido un encuentro con el ComitĂŠ Ejecutivo Nacional del Partido AcciĂłn Nacional, PAN.

Aznar se desplazarĂĄ a Lima el prĂłximo lunes, 24 de septiembre, para inaugurar la primera ediciĂłn del Campus FAES PerĂş 'Estabilidad polĂ­tica y libertad: claves de prosperidad', que se celebrarĂĄ en la Universidad San Ignacio de Loyola. Durante este acto de apertura, Aznar tambiĂŠn presentarĂĄ el informe estratĂŠgico de FAES 'AmĂŠrica Latina: una agenda de libertad 2012' junto con la vicepresidenta de la RepĂşblica de PerĂş, Marisol Espinoza Cruz, y el presidente fundador de la Universidad San Ignacio de Loyola, RaĂşl DĂ­ez Canseco.

El documento, que actualiza y amplĂ­a el publicado por FAES en 2007, analiza la situaciĂłn y el futuro de AmĂŠrica Latina y promueve la uniĂłn de los afines en torno a la democracia liberal, respeto a las libertades individuales, vigencia del Estado de Derecho, fortalecimiento institucional y economĂ­a abierta.