Jornada de empates para UD Santa Marta y Ciudad Rodrigo en Tercera División

Los jugadores del Santa Marta en imagen de un partido anterior

Un punto para el Ciudad Rodrigo y otra para la UD Santa Marta en una jornada que los enfrentó a Tordesillas y Cebrereña, respectivamente. Con más fortuna de cara a portería podrían haber obtenido mayor recompensa. 

El Ciudad Rodrigo amarró un punto en su feudo en un encuentro en el que fue por debajo en el marcador y en el que vivió condicionado los últimos minutos por la expulsión de su portero Pepo, lo que obligó a finalizar el choque con un jugador menos e Pelu defendiendo el arco.

 

Se adelantó el Tordesillas en el primer tiempo con un disparo desde fuera del área que sorprendió al guardameta local. Antes del descanso Maza estuvo cerca del empate en un lanzamiento de falta pero el portero despejó y el tanto no llegó. Los minutos transcurrían sin que los locales lograran derribar la defensa vallisoletana pero a nueve del final llegó la recompensa. Iñaki marcó el tanto que igualaba el choque y el Ciudad Rodrigo quería ir a por más pero la expulsión de su guardameta le obligó a resguardarse y dar por bueno el punto.

 

EMPATE EN CEBREROS

 

La UD Santa Marta, por su parte, estuvo muy cerca de conseguir su primera victoria a domicilio en casa de La Cebrereña. Lo mereció por ocasiones pero le faltó fortuna y también un poco más de aguante después de conseguir adelantarse en el marcador.

 

Fue Julen, por primera vez titular, el que consiguió hacer el 0-1 después de que el equipo de Peque ya se hubiera acercado un par de veces con peligro. Pero la alegría duró poco ya que apenas tres minutos después llegaba el empate gracias al veterano Terleira.

 

Aunque La Cebrereña es un equipo con jugadores más experimentados en la categoría que además jugaban en casa, fue el Santa Marta el que en el segundo tiempo estuvo más cerca del gol, por mediación de Javi Borrego primero y Quirós ya en el descuento. También tuvo incidencia en su portería porque una lesión de Rober obligó a saltar al campo a Miguel Ángel, que defendió con acierto el marco hasta el final.