Jorge Lorenzo se impone sin problemas en Montmeló y Pedrosa acaba segundo

Incontestable victoria firmada por el español Jorge Lorenzo (Yamaha) en Montmeló, la quinta del año, la tercera consecutiva, que le dispara en la clasificación del Mundial, por delante de Dani Pedrosa (Honda), que fue segundo y también ocupa esta plaza en la general.
EFE

Por detrás de Lorenzo y Pedrosa se clasificó el australiano Casey Stoner, mientras que Álvaro Bautista y Héctor Barberá, quinto y décimo, respectivamente, firmaron su mejor clasificación del año. Aleix Espagaró se retiró.

Con esta victoria, Lorenzo incrementa su ventaja al frente de la clasificación del Mundial, ahora situada en 52 puntos. El mallorquín únicamente encontró resistencia en el italiano Andrea Dovizioso (Honda), hasta que a once vueltas para el final se cayó.

La victoria de Lorenzo fue incontestable. Resistió los embates de Dovizioso, el único que mantuvo el tipo ante el mallorquín, aunque seguramente la carrera hubiera tenido otra dinámica si Pedrosa no se hubiera equivocado en la salida. Pedrosa, como siempre, aprovechó la velocidad punta de su Honda y su pericia en la salida para ponerse primero antes de la primera curva, pero el catalán se pasó de frenada. De primero a décimo, con lo que tuvo que empezar a remontar desde las primeras de cambio.

Para entonces ya se había formado un cuarteto delantero con Lorenzo, Dovizioso, Stoner y De Puniet. Poco a poco, el francés fue perdiendo ritmo y Pedrosa empezó a remontar, después de conseguir la vuelta rápida de carrera.

El australiano se salió al final de la recta, en la quinta vuelta, y Pedrosa le pasó. Lorenzo fue a lo suyo y Dovizioso sufría para seguir el ritmo, hasta que a once vueltas para el final, el italiano se cayó, Lorenzo se fue solo y ya no tuvo ningún problema para llevarse la victoria.

La emoción estaba por detrás. Pedrosa aguantó las acometidas de Stoner y fue segundo, después de demostrar una buena progresión. También estuvo a un gran nivel Álvaro Bautista, que finalizó quinto, por delante de Ben Spies.