Jordi Sánchez: "La gente nos da las gracias por hacerles olvidar sus problemas durante hora y media"

El actor Jordi Sánchez interpreta a Antonio Recio en 'LQSA'

Interpreta a Antonio Recio en 'LQSA' pero vive a años luz del papel que le ha tocado hacer, ya que solo se parece a él "en la alopecia". Una vez le hicieron presidente de su comunidad y...

 

 

ACTUACIÓN

 

 

Título: '2x4 Monocrisis'

 

 

Lugar: Palacio de Congresos y Exposiciones de Castilla y León.

 

 

Día y Hora: Viernes 13 de diciembre - 20.30 horas.

 

 

Actores: Nacho Guerreros, Jordi Sánchez, Javier Caravaca, David Domínguez, Javi Chou y Miguel Ángel Ortiz.

Enfermero de profesión y actor por vocación, cambió los hospitales por los escenarios cuando su economía se lo permitió, "mi gran pasión", estudiando y preparando obras a horas intempestivas. Ahora, "con la que está cayendo", se siente un "privilegiado" por poder vivir de lo que le gusta y, especialmente, por hacer olvidar a los demás, aunque sea durante "un rato, sus problemas". Sí, claro, es mayorista y, por supuesto, no limpia pescado. Por Antonio Recio lo conocerán... y por Jordi Sánchez lo llamarán.

 

'2x4 Monocrisis' es la actuación que ya ha llenado Salamanca y con la que durante una hora y media harán reír a los espectadores. "El panorama actual está invadido de crisis y todos los monólogos se hacen a partir de una realidad que es la que es", señala Jordi Sánchez, uno de los protagonistas de esta obra, quien reconoce que hay gente que lo pasa muy mal "pero los hay como yo que he tenido la gran suerte de tener trabajo durante la crisis porque todos sabemos como es la situación de los actores. Llevar en una serie siete años no es lo normal".

 

Y precisamente, esta situación ha 'vaciado' las salas de cine o de teatro, algo que preocupa, y mucho a Jordi Sánchez. "Además de interpretar en TV, tengo una obra de teatro, 'Mitad y mitad', y como productor, el dinero que se invierte cuesta mucho recuperarlo y el beneficio es mucho menos. Sacar adelante protectos cuesta mucho más por la crisis", añade.

 

No en vano, reconoce que no debe asustar esta palabra, crisis, porque está "bien que sepamos lo que está pasando, que se llame a las cosas por su nombre. Los chavales de ahora la escuchan desde que nacieron y se creen que es el estado natural. Las palabaras están para definir los estados de ánimo y la gente está triste porque el trabajo no abunda".

 

Precisamente por eso, los que se dedican a hacer humor escuchan mucho por la calle "gracias por sacarnos de nuestros problemas durante una hora y media y nos podemos evadir. Antes solo te decían: ¡Ah, como me he reído! Hay diferencia", señala el actor que encarna a Antonio Recio en 'LQSA'.

 

 

"SOY NORMAL, POSITIVO Y NO ME QUEJO, PERO NO SOY DE CONTAR CHISTES"

 

En cuanto a su vida privada, el humor juega también un papel fundamental pero no quizá por su parte porque dice no pasarse el día contando chistes. "No me sé ninguno... soy un tío normal, positivo y no me quejo porque me siento afortunado... nada más", añade, cuestionado por su vida fuera de las cámaras.

 

"Las palabaras están para definir los estados de ánimo y la gente está triste porque el trabajo no abunda"

"CUANTO MENOS ME PAREZCA A ANTONIO RECIO, MEJOR"

 

Reconoce que lo importante es que el producto sea bueno "ya sea cine, TV o teatro" y precisamente uno de sus éxito más sonados es su interpretación en 'LQSA' dando voz y personalidad a Antonio Recio: 'el rancio', 'el pescadero'... aunque no limpie pescado.

 

"Antonio Recio tiene éxito porque es un tipo que conecta con la gente aunque se haya llevado al extremo ya que no hay nadie que vaya por su comunidad pistola en mano... pero sí hay gente xenófoba, fascista... y en el fondo, a pesar de ser tan malo, todo le sale mal y es muy infantil. Le tienen cariño porque un tío como él reacciona como un crío ante todo".

 

Sobre su obsesión por no limpiar pescado, Jordi Sánchez reconoce que su personaje defiende su postura de mayorista, "que es un grado más. Yo no me mancho las manos, eso nunca". Antonio Recio es también un 'amante" de las mujeres y del poder con vocablos como 'guarrilla' o 'pechotes', que ya forman parte de él. "Al hombre le gustan las mujeres, lleva muchos años casado y le gustaría pendonear más de lo normal. Le gusta mucho mandar y lucha por ser presidente de una escalera, algo que nadie quiere y mataría por ello, y literalmente".

 

"A pesar de ser tan malo, a Recio todo le sale mal y es muy infantil"

 

No obstante, Jordi Sánchez vive en el lado radicalmente opuesto de Antonio Recio, ("cuanto menos me parezca a él mejor... en la alopecia a lo mejor nos parecemos"), en todos los ámbitos posibles, incluido el de ser presidente de la comunidad. "Una vez me fui al cine y cuando volví me habían hecho presidente porque se me olvidó y a la junta... no me digas", reconoce.

 

'COQUE', RECIO Y ENRIQUE PASTOR

 

Junto a 'Coque' y Enrique Pastor forma un trío "fantástico porque nos compenetramos muy bien. Está muy bien pensado: el payaso tonto, el payaso listo y el equilibrio, ya que Enrique Pastor es el único que tiene los pies en la tierra".

 

Además, Antonio Recio "está más solo que la una pero le gustaría que le quisieran y ser reconocido pero no lo quiere aceptar", señala.

 

"Una vez me fui al cine y cuando volví me habían hecho presidente de la comunidad..."

"TENGO GANAS DE DARME UNA BUENA VUELTA POR SALAMANCA"

 

Sobre su visita a Salamanca, reconoce que solo había estado de niño "y quiero aprovechar para darme una buena vuelta y después de la obra... o incluso si llegamos pronto comer, pero una tapa y una copa si caerán", asevera.

 

'2x4 Monocrisis' su obra, se centra en varios monólogos que buscan entretener. "Nacho (Guerreros) y yo contamos con cuatro monologuistas de lujo y que representan esta realidad. La gente dice que se ha reido mucho y por eso ya merece la pena", concluye.

Noticias relacionadas