Jiménez asegura que es suya la decisión de enfrentarse a Gómez

Primarias. La actual ministra de Sanidad defiende que es algo personal y que no ha sido Zapatero quien le ha pedido tomar tal alternativa. Enfrentamiento. Con su rival ha quedado en “que gane el mejor”
EFE / MADRID

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, aseguró ayer que la decisión de enfrentarse en unas primarias con el secretario del PSM, Tomás Gómez, para encabezar la lista de este partido a las autonómicas de Madrid la ha tomado ella y que el líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, no le ha pedido nada. Con estas manifestaciones Jiménez anunció ayer por la mañana a las puertas del ministerio su deseo de ser la candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, una decisión muy pensada y meditada que, según dijo, ha adoptado tras escuchar la opinión de muchos dirigentes y militantes.

A las 9.30 horas, al mismo tiempo que su rival llegaba a su despacho en la sede del PSM, Jiménez anunció ante una gran expectación mediática esa “decisión personal”, que previamente había comunicado a Gómez, con quien ha quedado en “que gane el mejor”. “La decisión la tomo yo. Hoy me presento yo”, aclaró, tajante, la ministra al ser preguntada sobre si era la candidata promovida por Zapatero.

Jiménez cree que Gómez “lo tiene más fácil” que ella en las primarias, que tendrán lugar el 3 de octubre, porque es el líder del partido, pero está convencida de que en “ganas de presentar un proyecto ilusionante” nadie la va a ganar. Y si no gana, no se irá. “Yo no soy de las que se van y no soy de las que salen de ninguna parte. Siempre he afrontado con responsabilidad los retos y las decisiones que he tomado”, dijo.