Jesús Málaga: "Cualquier imputado debería dar un paso atrás y no estar en una lista"

Jesús Málaga en la presentación de un libro anterior

El ex alcalde y ex subdelegado del Gobierno de Salamanca repasa la actualidad política de la capital al tiempo que rememora las últimas décadas de la política salmantina en su nuevo libro y habla sobre las elecciones: Quizá sea peligroso que Fernando Rodríguez repita en el PP".

'Desde el balcón de la Plaza Mayor, Memorias de un alcalde' es la nueva obra de alguien que es toda una institución en la política salmantina. Cinco legislaturas en el Ayuntamiento (tres como alcalde y dos en la oposición), Las Cortes y ocho años como subdelegado del Gobierno avalan una trayectoria que ahora dirige a la cultura como presidente del Centro de Estudios Salamantinos... pero no olvida hacer un repaso por la actualidad política de Salamanca.

 

"La política ha cambiado mucho; antes, como cuento en el libro, los políticos tenían una profesión; primero se ejercía y luego se pasaba a la política. Yo antes de entrar en este mundo era profesor titular de la Universidad de Salamanca... se tiende mucho a la profesionalización de la política y eso no es bueno", reconoce el ex alcalde de la ciudad, Jesús Málaga, voz más que autorizada para hacer un repaso general a la política.

 

A este respecto, Málaga tiene claro que la política no "debe ser ni un trabajo ni una solución para la gente, no lo veo así. Antes el político se formaba, demostraba que valía, que era un buen carpintero, un buen arquitecto, no sé si me explico", argumenta.

 

ELECCIONES Y... ¿FUTURO EN SALAMANCA?

 

Jesús Málaga tampoco se esconde a la hora de hablar sobre las futuras elecciones y su opinión sobre un cambio necesario en el Ayuntamiento. "Las elecciones están más abiertas que nunca y creo que no habrá mayoría absoluta, y es algo que no veo mal porque uno solo no puede decidir sobre una cosa. Debe haber pluralidad. De hecho, de las tres legislaturas en las que fui alcalde, dos goberné en coalición y una con mayorúa y prefiero lo primero. Y lo digo yo que tuve 17 concejales", explica.

 

 

Ante este panorama, la aparición de nuevas fuerzas políticas se hace esencial. Pero, ¿qué opina Málaga sobre ellas? "Es muy positivo para la democracia que haya nuevos partidos y muy necesario porque respetan la democracia y son una bención del cielo, como agua de mayo", asegura el ex subdelegado del Gobierno.

 

Por tanto, la opción de los ciudadanos cobra aún más importancia. "Hay que dejar al ciudadano que decida en las urnas, que la gente hable porque la democracia es la manera de cambiar las cosas. Es necesario un saneamiento", explica.

 

LISTAS SIN IMPUTADOS

 

Y este saneamiento pasa, por ejemplo, por evitar que imputados estén en las listas. "Cualquier político que esté imputado, debería ser el mismo el que diera un paso atrás y alejarse de la política, no entrar en una lista. Y debe ser así para no perjudicar a unas siglas a las que representa ya que no se puede pensar solo en uno mismo", reconoce.

 

Por ello, Jesús Málaga también tiene claro que la presencia de Fernando Rodríguez (autor confeso de la contabilidad en 'B' del PP en 1999) no debe estar en una lista "porque puese ser peor para el partido. Eso es algo muy peligroso".

 

Y mucho más aún cuando ciudadanos y medios de comunicación vigilan muy de cerca a los políticos. "Esto ya no es como antes, cuando un político salía elegido y no se sabía de él hasta cuatro años más tarde. Ahora está vigilado cada hora, cada día... y eso es positivo".

 

Lejos quedan para Jesús Málaga aquéllos tiempos que recuerda en su libro 'Desde el balcón de la Plaza Mayor, Memorias de un alcalde', en los que repasa sus años como alcalde, en las Cortes y como subdelegado del Gobierno, recordando a más de 1.000 políticos salmantinos que pasaron por allí y 100 concejales durante sus mandatos en el Ayuntamiento.

 

Tampoco olvida los años de la Transición donde Salamanca, como el conjunto de España, caminaba para salir de una dictaura con el retraso que eso suponía. "Sin agua corriente en muchos barrios, cientos de calles sin asfaltar... faltaban muchas cosas que por fortuna ahora sí tenemos".