Jesús Blázquez: "Muchos pensaban que yo era de derechas y se han sorprendido"

El Alcalde electo de Alba de Tormes en uno de los miradores del municipio. (Foto: Alba Villar).

Después de 8 años de gobierno del Patido Popular en Alba de Tormes han cambiado las tornas hacia la izquierda tras las elecciones. Jesús Bázquez, el candidato electo, es prejubilado de banca, nunca estuvo relacionado con política y se considera social demócrata de centro izquierda.

¿Por qué pensó el equipo en usted sin tener experiencia política?

 

Me ofrecieron este reto y pensé que ahora tenía tiempo para cambiar muchas cosas. Aunque no estaba al tanto de la política; si conocía el descontento de la gente. Aquí el PP ya no atendía las ofertas de las personas y era necesario un cambio.

 

¿Le sorprendió la victoria?

 

A los que se habían marchado del PSOE y ya no querían saber nada del gobierno, si les sorprendió bastante. Yo acepté y no dimos la noticia hasta el 21 de febrero, de hecho, mucha gente pensaba que yo era de derechas y después se sorprendieron al verme como candidato. Había mucho descontesto; no me llegó a sorprender mucho el cambio.

 

¿Qué cosas buenas resaltaría del equipo de gobierno del Partido Popular?

 

La gente es la tiene que valorar las cosas positivas, pero lo que hay que resaltar es lo negativo para poder mejorarlo. Yo siempre digo que lo que funciona no hay que tocarlo. Las cosas positivas no sirven porque es nuestra obligación. Algo positivo es atender al público y conocemos que el PP les echaba del Ayuntamiento. Lo primero que hay que hacer es escuchar a la gente.

 

¿Van a crear algún tipo de concejalía participativa como en La Alberca?

 

Nosotros desde el programa ya hemos contado con mucha gente. El programa en sí mismo ha sido participativo. Vamos a crear una delegación de participación ciudadana. Queremos escuchar a la gente. Es más fácil gobernar el pueblo cuando conocemos sus necesidades más inmediatas.

 

¿Los políticos de Alba de Tormes cobran por sus funciones?

 

Alguien cobraba, pero no sabemos muy bien porque no hemos estado en la oposición.

 

¿Su gobierno va a cobrar?

 

Yo no me voy a esconder, ya he dicho que algo cobraré porque sino me cuesta de mi dinero, pero yo no me voy a poner un suelto de tres mil, ni cuatro mil euros. Con cobrar mil o mil quinientos euros es suficiente para gastos de representación. No vengo hacerme rico en el ayuntamiento, pero no quiero que los desplazamientos o los diferentes actos me cuesten dieno. Mi vida personal la tengo resuelta, no me sobra, pero  tengo para vivir decentemente.

 

 Respecto al resto de concejales habrá que mirar si tienen dedicación exclusiva o no. Si tiene que estar todo el día pendientes del pueblo, pues es normal que cobren porque no pueden hacer otra cosa. Eso lo vamos a estructurar de la mejor forma posible para todos dependiendo de las necesidades.

 

¿Los políticos de Alba de Tormes suelen dar el salto a otras administraciones?

 

El alcalde aintiguo del PSOE hace 8 años así lo hizo, y la alcaldesa actual también. Yo no quiero cargos en el partido, ni quiero ir a ninguna parte, con dedicarme a mi pueblo es suficiente. Me he embarcado en esta aventura por Alba de Tormes y por las necesidades que tiene, pero nada más. No tengo otras ambiciones políticas, ni de ningún tipo.

 

Hablando de necesidades. ¿Qué necesidades tiene el pueblo de Alba?

 

Tenemos muchas necesidades de mantenimiento, ya que contamos con muchas instalaciones. El equipo de gobierno saliente habla de la deuda que dejó antaño el partido socialista; yo la desconozco, pero sé que construyeron muchas instalaciones que ahora se han descuidado. Ya que tenemos los diferentes espacios, pues habrá que cuidarlos.

 

Además de la mejora de las infraestructuras, queremos hacer una bolsa de empleo transparente y no solo beneficiar a los de 'nuestra cuerda'. La gente dice que ha habido mucho amiguismo. Queremos que la bolsa sea rotatoria, con el poco empleo que el Ayuntamiento pueda llegar a crear. Yo siempre dije que quería una mayoría suficiente para gobernar, pero que después de eso gobernaría para todos.  

 

Otra de las necesidades que tiene el pueblo es la modificación de las normas urbanísticas y de patrimonio. Hasta los propios técnicos de patrimonio estaban en desacuerdo y querían que fuese menos amplio, pero el ayuntamiento se empeñó en extenderlo. Nosotros vamos a tratar de reducirlo. Hay muchas zonas que están alejadas del casco histórico y que continúan teniendo las nomas de urbanismo estrictas del resto del conjunto monumental de Alba de Tormes. Lo único que se está causando es molestia, no solo a los constructores, sino también a los vecinos. Me encuentro con muchos vecinos que quieren hacer una obra y tienen dificultades por las normas urbanísticas que se aplican en su zona residencial. Creo que es necesario hacerle la vida fácil a todos y reducir el espacio al que se aplica está normal con cabeza y sentido común.

 

La piscina climatizada es otro de los temas queremos tratar en los próximos cuato años de legislatura que tenemos por delante. Creo que podemos volver hacer la piscina climatizada viable de nuevo. La corporación de gobierno pasada no se aclaraba ni con el coste de mantenimiento; primero decían que cien mil euros y después decían que ciento ciencuenta mil euros de coste total anual. El equipo de gobierno saliente se empeñó en que las cerraba y las cerró. Nosotros creemos que se puede reestructurar ese coste de varias formas y dar ese servicio a los vecinos que lo demandan.

 

 

 

¿Cómo está la deuda en Alba de Tormes?

 

La deuda, por conocimiento externo, porque la regla del gobierno ha sido la opacidad es de un millón trescientos mil euros. Lo sabemos porque se ha mencionado un poco en campaña, pero no tenemos unos datos claros. ¿Cómo vamos a salir de ella? Pues habrá que reunirse con el Partido Popular y ver como se reestructura la deuda para hacerle frente.

 

¿Cómo ve el albense los impuestos que paga y los servicios que le presta el pueblo?

 

De los impuestos no se suele quedar la gente, pero de los servicios ya es otro tema. Hace poco se comenzaron a barrer algunas calles que los vecinos decían que estaban sucias, pero se barrieron en campaña, claro. 

 

¿Cómo está el empleo y la demografía?

 

Más o menos se mantiene la demografía año tras año. Sabemos que somos una ciudad dormitorio que depende de Salamanca, pero nos vamos manteniendo.

 

¿Qué pasó con el Partido Socialista en Alba estos últimos años?

 

La pasada lesgislatura la conformaban  7 del PP y 6 del PSOE, pero hace cuatro años en el PSOE hubo un fracionamiento incríble. El que se presentó como candidato se marchó y se creó un grupo de cinco que incluso muchas veces estaban alabando todas las propuestas del gobierno sin hacer oposición afectiva.

 

¿Las personas que se quedan en la oposición del PP son las mismas que se presentaron a las elecciones?

 

No sé porque me hace esa pregunta. Aquí hay bulos de que la alcaldesa actual se quiere ir a las cortes. Quizá su pregunta venga por ahí... Yo les he tendido la mano y les he dicho que hagan una oposición útil. Si todos luchamos por lo mismo es muy fácil llegar a acuerdos.

 

¿Cómo afronta el 500 Centenario de Santa Teresa?

 

Hay una serie de actos programados en los que quiero que la antigua alcaldesa esté a mi lado. Así como para la clausura de las Edades del Hombre, si ella quiere, claro. Por lo demás, la programación continuará tal como estaba prevista.

 

¿Cómo hubiese sido el PSOE en la oposición si no hubiesen ganado las elecciones?

 

Sin duda, hubiésemos hecho una oposición coordinada y agrupada.  No como la que ha habido hasta ahora en Alba.

 

¿Usted también hubiese estado ahí?

 

Sí, por supuesto.