Javier Iglesias se reserva el sitio más cómodo de los que ocupan los candidatos de su equipo

Javier Iglesias con el resto de integrantes del grupo popular en la Diputación.

Va en la localidad donde más claro fue el resultado de las últimas municipales y que cuenta con el segundo electorado más reducido. Once de los catorce diputados de su Gobierno concurren para revalidar la alcaldía mientras él va de '2' en un feudo seguro.

La publicación de las candidaturas para las elecciones municipales en los municipios de Salamanca supone el pistoletazo de salida para un proceso que se antoja más complicado que en otras ocasiones, aunque siempre hay lugares donde va a ser más fácil. Los candidatos que tengan la suerte de caer en un municipio donde tengan el cobijo de un historial de buenos resultados pueden darse por satisfechos. Y en ese sentido Javier Iglesias, presidente del PP salmantino y candidato a presidir la Diputación, es el que más 'suerte' ha tenido. Mucha más que casi todos los integrantes de su equipo actual, que se enfrentan a panoramas más inciertos.

 

Cruzando las listas con los resultados de las últimas elecciones municipales y europeas, se puede afirmar que el 'reto' electoral de Javier Iglesias, la candidatura de Beleña, está entre las más fáciles de toda la provincia, sino es la que más. Al margen de las peculiaridades de la plaza electoral, ninguno de los diputados salvo Iglesias que forman el grupo popular en la Diputación se presenta en una localidad donde el PP haya alcanzado un porcentaje de votos (más del 80%) y concejales (5 de 5); solo en Peñarandilla, por donde se presenta el actual diputado de planes provinciales, Antonio Luis Sánchez, se produjo ese 5-0.

 

 

EN UN PUEBLO PEQUEÑO

 

Muchos de ellos disfrutaron de resultados amplios en las pasadas municipales, pero salvo los casos citados sí que han tenido oposición en las urnas y en los consistorios estos cuatro años. Algunos están en plazas complicadas como Santa Marta, caso de Chabela de la Torre (número 4 por esta localidad), Béjar (Alejo Riñones), Ledesma (José Prieto) o el propio Barruecopardo de Jesús María Ortiz.

 

Ese control del resultado es más sencillo en localidades con un censo restringido, y en eso Beleña es casi la elección más evidente. Con 199 censados para votar, solo una localidad de las que albergan a los actuales diputados provinciales tiene menos población: se trata de El Arco, donde se presenta el diputado de Cultura, Manuel Tostado. El resto tienen más población, lo que complica la situación, por no hablar de la extraña circunstancia en la que la residencia de Beleña condiciona los resultados.

 

El resto de los actuales diputados tienen plazas con mayor población, algo curioso ya que Iglesias, candidato a presidir la Diputación, puede conseguirlo con muchos menos votos que casi cualquiera de los que pueden ser su equipo. De hecho, todos salvo el caso de El Arco, tienen más población y con situaciones notables, como el caso de Béjar o Santa Marta.

 

 

PUESTO DE 'TAPADILLO'

 

A día de hoy, diez de los quince diputados provinciales que están en listas dan la cara como alcaldes o cabezas de lista. Sin embargo, Iglesias va en el puesto número '2', con un alcalde con experiencia que ha liderado la lista en muchas ocasiones. Y su mano derecha en la Diputación, Carlos García Sierra, también ha optado por el resguardo del '2' en Fuenterroble de Salvatierra. Los casos de Antonio Gómez Bueno, diputado veterano y '2' en Macotera, y Chabela de la Torre, '4' en Santa Marta, no so comparables.