Javier Iglesias o… la mala educación (y memoria)

(Foto: Carlos Perelétegui)

El presidente de la Diputación de Salamanca, ni corto ni perezoso, interrumpió la comparecencia ante los medios del delegado de Ciudadanos en Castilla y León, Luis Fuentes, dejando atónito al personal. ¿Buscaba la foto o quedar bien? Logró todo lo contrario.

Salamaq 2015 está dando mucho juego y eso es gracias al presidente de la Diputación, al que hay mucho que agradecer en este aspecto. La otra crónica de la feria agropecuaria siempre va dirigida hacia el mismo lado pero no por maldad, más bien porque las pone ‘a huevo’.

 

La penúltima tuvo lugar este 7 de septiembre mientras el delegado de Ciudadanos en Castilla y León, Luis Fuentes,  ofrecía un ‘canutazo’ a los periodistas. Pero, ni corto ni perezoso y sin saber con qué objetivo, Javier Iglesias se abalanzó sobre Luis Fuentes interrumpiendo su comparecencia ante los medios para saludarle y agradecerle su visita a Salamaq 2015 ante la mirada atónita de los allí presentes, incluido el propio Fuentes.

 

Esta falta de educación y de saber estar quizá debía haberla cortado alguno de sus múltiples asesores si es que el presidente de esta institución no sabe guardar las formas en actos de este calibre. A lo mejor es que nadie se atreve a ‘levantar’ la voz no vaya a ser que se lo ‘fumen’… Ver para creer.

 

Pero no todo quedó ahí; la otra crónica también nos dejó otro momento glorioso de Javier Iglesias, que se mostró “espectacularmente orgulloso” por la afluencia de gente al recinto ferial en la jornada del domingo, “batiendo récords”. Vale, pero ¿cuántos visitantes hubo? “Muchísimos”, sin duda, una respuesta a la altura de un presidente de la Diputación, con los datos en la mano. Quizá no quiso pronunciarse para no meter más la pata y decir una cifra que estuviese por debajo de los registros del año pasado.

 

Eso si que hubiese tenido gracia… Mañana, seguro que más y mejor.