Javier Iglesias no repetirá como alcalde de Ciudad Rodrigo

El presidente del PP de Salamanca ha anunciado que no volverá a presentarse como candidato a la alcaldía de Ciudad Rodrigo. La decisión, que hizo pública ayer tarde, abre la incógnita sobre si podrá encabezar la lista de la Diputación.

Javier Iglesias dio a conocer en la tarde de ayer que no será candidato a la alcaldía de Ciudad Rodrigo, puesto en el que llevaba de manera ininterrumpida desde el año 1995 y que había compatibilizado con cargos en el Congreso, las Cortes de Castilla y León, el Senado y la presidencia de la Diputación de Salamanca. Su anuncio llegaba pocas horas después de mantener una reunión con el presidente del PP regional y candidato a la Junta, Juan Vicente Herrera, en la que se trataron los nombres del candidato a la alcaldía de la capital y, presuntamente, de la lista a la Diputación.

 

"Tengo intención de no presentarme como candidato del PP a la alcaldía de Ciudad Rodrigo. Ha sido una decisión meditada, ha sido una decisión razonada, tomada hace mucho tiempo", ha dicho en una rueda de prensa esta misma tarde de viernes.

 

En los últimos tiempos, Iglesias se ha visto rodeado de varios casos de presunta corrupción, como el despido de trabajadores de la agropecuaria para contratar a otros afines al PP, por el que está imputado y ha pasado por el juzgado dos veces; o la trama de contratos irregulares en la Diputación de Salamanca, por la que cinco empresas se habrían beneficiado de contratos por 12 millones de euros diseñados para priorizarles en la adjudicación. Estos casos podrían haber pesado en su decisión.

 

Esta situación deja en el aire su futuro político. Habrá que ver si concurrirá a las próximas municipales en otro puesto, cuestión que no ha querido precisar en la rueda de prensa; para ser presidente de la Diputación necesita haber sido elegido como concejal en cualquier municipio de la provincia. Su sitio podría estar en la lista de la propia capital, como ocurre con otros presidentes de diputaciones provinciales.

 

Javier Iglesias (Peñaranda de Bracamonte, 1969) se afilió al PP en 1995 con 26 años y ese mismo año fue elegido alcalde de Ciudad Rodrigo, cargo que ha compaginado con su presencia en todas las cámaras nacionales y regionales. Para acceder a la presidencia de la Diputación hace cuatro años tuvo que renunciar al cargo de procurador en Castilla y León, condición que le puso su propio partido.

Noticias relacionadas