Javier Iglesias no está seguro de si Manuel Borrego está o no de baja tras ser relevado de su puesto

Iglesias y García Sierra, en la firma del convenio.

El presidente de la Diputación duda de la situación laboral del que fuera director del área de Fomento, uno de los funcionarios apartados por el escándalo de los contratos irregulares. 

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias, no ha podido concretar en qué situación laboral se encuentra el que fuera director del área de Fomento, Manuel Borrego, apartado de su cargo por el escándalo de las contrataciones irregulares de obras y ahora en el punto de mira de la justicia tras admitir a trámite y abrir diligencias el juzgado para aclarar su responsabilidad y la de Carlos García Sierra en la supuesta trama de corrupción.

 

En un acto de firma de un convenio, Javier Iglesias ha sido preguntado por los medios de comunicación en torno a la situación de Manuel Borrego, ya que existen comentarios al respecto. "Creo que está de baja, sí... creo", ha sido su única respuesta. Se da la circunstancia de que tanto Borrego como un segundo funcionario, el responsable de coordinación vial, Germán Berrocal, fueron relegados a finales de noviembre tras destaparse la trama de contratos irregulares de obras en el área al que pertenecían ambos, Fomento, y que está bajo el mando del vicepresidente y diputado de Fomento, Carlos García Sierra.

 

Sin embargo, la Diputación optó por una atribución temporal de funciones, es decir, trasladarlos a otros puestos, en los que mantenían nivel y sueldo completo; y por no expedientarles, dejando todo en manos de la justicia. Esta decisión recibió críticas de los sindicatos que entienden que, antes de acusarles de nada como se hizo al llevar a la fiscalía un informe en el que se les apunta y apartarlos de sus cargos, se tenía que haber abierto un expediente para que se pudiera esclarecer su responsabilidad y, llegado el caso, penalizarlos.

 

En cuanto a la admisión a trámite e inicio de diligencias judiciales en torno al caso, Javier Iglesias se ha referido solo al hecho de que la Diputación entregó un informe con hechos que podrían constituir delito, y ha remarcado que no se trata de una denuncia, sino de un informe. En su día, de hecho, rebajó el nivel de la actuación asegurando que esperaba que no fuera a mayores y que quedara en nada. Además, no ha comentado el hecho de que la fiscalía haya tenido en cuenta las denuncias que, sí con ese nombre, presentado Confaes y Cámara y que también han pesado a la hora de enviar el caso al juzgado. "Presentamos unos hechos en los cuales, de acuerdo con los informes que teníamos, el fiscal parece que lo que hace es llevarlo al juzgado y el juzgado decide iniciar unas diligencias previas. Era dentro de lo esperable", ha dicho Iglesias, que ha añdido: "La que hace la denuncia es la propia Diputación, el equipo de Gobierno, no una denuncia, yo presento unos hechos al fiscal por si podían ser constitutivos de algún tipo de delito".

 

También ha intervenido, en la misma línea, el vicepresidente de la Diputación y cargo político señalado en otra denuncia admitida a trámite y en diligencias, la presentada por el PSOE, Carlos García Sierra. "Muy sencillo. Lo que dice el presidente, hemos puesto en conocimiento de fiscalía un informe que yo mismo he solicitado y de ahí derivan esas diligencias previas. Nos hemos puesto a disposición de fiscalía y ahora del juzgado para todo lo que necesiten", ha dicho el diputado de Fomento.