Javier Iglesias, ni una palabra sobre su duplicidad Diputación/Senado

Javier Iglesias, durante un acto esta mañana. Foto: Cristian Martín

Iglesias elude el tema de su duplicidad de cargos se presenta como candidato "pegado al terreno" para que "la voz de Salamanca se oiga alta y clara", aunque su actividad como diputado entre 1996 y 2004 fue muy escasa.

Los cabezas de lista y responsables del PP de Salamanca han presentado esta mañana las candidaturas al Congreso y al Senado para las próximas elecciones generales. Sin embargo, entre los ya evidentes mensajes electorales, en los que los populares han insistido en los logros de los últimos años para la provincia (aunque algunos piensan que estaban para apoyar al Gobierno y no para proponer), no ha habido ni una referencia a la duplicidad de cargos que va a protagonizar el número dos al Senado, Javier Iglesias.

 

Como es sabido, Iglesias es actualmente presidente de la Diputación de Salamanca y concejal en Beleña; por este último cargo no tiene remuneración, pero sí por el primero. Y sumaría las retribuciones por ser de fuera de Madrid y por dietas, compatibles con el sueldo de la Diputación salmantina, una vez sea elegido, algo que como número dos parece más que probable.

 

Sin embargo, el presidente provincial del PP no ha hecho referencia alguna a esta circunstancia, legal ya que es posible compatibilizar dos cargos y cobrar de uno sueldo y de otro compensaciones, pero reprochable desde el punto de vista de la duplicidad de la representación. Por contra, Iglesias ha insistido en que su formación se presenta con unos candidatos "pegados al terreno", que son "conocedores de los problemas reales" y que tratarán de que "la voz de Salamanca se oiga alta y clara".

 

Iglesias ya fue senador de 2004 a 2008 y diputado las dos legislaturas anteriores. En el Congreso tuvo cierta actividad entre 1996 y 2000 (6 preguntas orales, 3 escritas y 13 intervenciones, tres de ellas en el pleno), pero después, entre 2000 y 2004, con el PP en el Gobierno, solo lo hizo una vez y no llegó a presentar ninguna pregunta y solo tres iniciativas en cuatro años para preguntar por unas inundaciones en Ciudad Rodrigo (donde era alcalde) y sobre la creación del Museo de Escultura en la misma localidad.