Javi Guerra resuelve para el Real Valladolid en un encuentro muy trabado (1-0)

El equipo pucelano se llevó el primer envite ante el Elche en la ida de la eliminatoria por el ascenso a la Liga BBVA en un encuentro marcado por un buen gol de cabeza de Javi Guerra para los locales, y por lo enfangado de un partido que el colegiado no supo llevar correctamente.
El partido, lleno de intensidad desde los primeros minutos, estuvo plagado de ocasiones. El Valladolid dispuso de la primera oportunidad clara para adelantarse, cuando Javi Guerra se aprovechó en el minuto 10 de un fallo defensivo para desbordar a Jaime y disparar a puerta vacía, topándose con Carpio que salvó bajo palos a los ilicitanos.

El Elche tuvo su primera ocasión en el minuto 17, pero el colegiado Pérez Montero invalidó injustamente la jugada considerando que Kike Mateo estaba en fuera de juego. El mediocampista del Elche se quedaba solo ante Jiménez y tenía a dos compañeros para asistir en el área pequeña.

El árbitro no supo controlar el partido, que desde el primer minuto fue bastante bronco, mientras que los jugadores de ambos equipos aprovechaban el mínimo contacto para irse al suelo. Nafti fue el único jugador amonestado en los primeros 45 minutos.

Los minutos avanzaban en medio de un dominio alterno, ya que ninguno de los dos equipos conseguía hacerse con el peso del encuentro. Pese a que el Valladolid tuvo la ocasión más clara de la primera mitad, el Elche no bajó los brazos y buscó con insistencia el marco de Jiménez.

EL VALLADOLID ACIERTA EN UNA TRABADA SEGUNDA MITAD

La segunda mitad comenzó eléctrica, con los locales más enchufados. Una gran combinación entre Sisi y Javi Guerra se marchó ligeramente escorada. El conjunto pucelano fue poco a poco asumiendo más responsabilidad y atacando con más fe.

El Valladolid combinaba mejor, tocando con peligro. Una gran jugada de desborde por la banda derecha de Nauzet acabó con un disparo de Sisi desde la frontal, que golpeó en Kike Mateo. Los vallisoletanos pidieron penalti, pero la jugada siguió su curso.

En la continuación de esta polémica jugada, el balón cayó en los pies de Nauzet, que puso un centro perfecto, medido, sobre la cabeza de Javi Guerra, que solo tuvo que posicionar su cuerpo para mandar el balón al fondo de la red. Una gran jugada culminada con una gran acción de delantero centro nato.

Javi Guerra pasó de héroe a villano en unos instantes. Un minuto después, en la pugna de un balón, el punta pucelano pisó a Verdés cuando éste se encontraba en el suelo en una acción merecedora no de tarjeta amarilla, como consideró el colegiado, sino de tarjeta roja al ser una agresión sin el balón en juego.

A partir del gol, el Valladolid intentó dormir el encuentro, pero el Elche se echó hacia adelante y buscó el empate hasta que Verdés se tomó la justicia por su parte y devolvió, con un codazo en la cara de Javi Guerra, el pisotón que el delantero le había propinado minutos antes. Pérez Montero expulsó al central ilicitano, que se perderá la vuelta.

En los instantes finales de la segunda mitad, Pérez Montero sacó a pasear las tarjetas que había olvidado en la primera. Ambos equipos se contentaban con el resultado, el Valladolid por haber vencido en el primer encuentro y el Elche por no haber cedido más goles y llegar vivo a la vuelta en el Martínez Valero.