Jaime Siles muestra sus poemas salmantinos

Jaime Siles junto a Manuel Tostado (Foto:F.Rivas)

El poeta valenciano pasó tres años de su vida estudiantil en Salamanca y otros cuatro como profesor, en los que escribió o germinó parte de los poemas presentes en su nueva obra

El poeta valenciano Jaime Siles ha seleccionado 40 de sus poemas relacionados con su paso por Salamanca, una ciudad en la que vivió como estudiante y como joven profesor en la década de los años 70, y los ha publicado en su nueva obra titulada ‘Tardes de Salamanca’.

 

Esta antología temática ha sido publicada por la Diputación de Salamanca dentro de la colección de autores salmantinos y se ha presentado durante la celebración de la Feria del Libro en la ciudad.

 

En el encuentro con los medios de comunicación para dar a conocer esta publicación, el diputado de Cultura, Manuel Tostado, ha señalado que es “un orgullo” que la institución provincial haya podido publicar esta obra que “evoca” a Salamanca.

 

Por su parte, Jaime Siles ha reconocido que fue a orillas del Tormes donde se fraguó como poeta y que con este libro ha querido “devolver” a Salamanca las “tantas tardes hermosísimas” que le ofreció en sus dos etapas en la ciudad.

 

El autor valenciano ha recordado que el primer texto poético relacionado con Salamanca fue uno sobre el Convento de las Dueñas, que es “un espacio maravilloso” y que se incluyó en su publicación Canon (1973).

 

Luego, a lo largo de su trayectoria, se han ido sumando otros textos, escritos desde Salamanca o en recuerdo de su paso. Incluso, la obra concluye con unos versos, titulados ‘Impronta castellana a manera de epílogo’, que tiene que ver con Alaejos (Valladolid) pero que comenzó a escribir en Salamanca.

 

En este caso, Siles ha manifestado que ha querido incluirlo también porque lo inició en 1970 tras su paso por Alaejos y que no pudo terminarlo entonces, a pesar de intentarlo en varias ocasiones. Finalmente, en una nueva visita a Salamanca en 1988, cruzó de nuevo Alaejos y lo pudo concluir escrito en una factura que llevaba en el coche.