Izquierda Unida y Comisiones Obreras unen sus fuerzas en Salamanca

Representantes del partido y del sindicato han mantenido una reunión para establecer sus líneas de acción conjunta.

Miembros Izquierda Unida y Comisiones Obreras de Salamanca han celebrado un encuentro en el que han acercado posturas y han definido un plan de trabajo conjunto en la capital y la provincia charra, además de valorar la situación económica, social y laboral que se vive en el territorio.

 

El secretario general de Comisiones Obreras en Salamanca, Emilio Pérez, y el coordinador provincial de Izquierda Unida en Salamanca, Domingo Benito, han asegurado tener más similitudes que diferencias en sus planteamientos políticos, y han destacado su especial sensibilidad por temas como el empleo, la educación, la sanidad o la reforma local que pretende el Gobierno. “Queremos demostrar que se pueden hacer las cosas de forma distinta, sin tener el culo pegado al asiento”, ha destacado Emilio Pérez.

 

“IU y CC.OO. tienen muchos puntos de acuerdo y preocupaciones conjuntas”, ha indicado Domingo Benito, que también ha aclarado que, en casos de desacuerdo, ambas organizaciones mantendrán un clima de “crítica y debate sano”. El coordinador provincial de Izquierda Unida ha asegurado que el “camino conjunto” que plantea su partido y Comisiones Obreras pretende involucrar a toda la ciudadanía crítica con las políticas neoliberales.

 

Limpiar la imagen de los sindicatos

Izquierda Unida también ha mostrado su apoyo a las organizaciones sindicales españolas, y junto a Emilio Pérez han acusado al Gobierno y a algunos medios de comunicación de realizar una campaña para acabar con ellos. “Hemos podido cometer errores”, ha explicado Emilio Pérez, “pero tenemos sistemas internos de control contra las personas que no ejerzan sus responsabilidades”.

 

 

El secretario general de CC.OO. en Salamanca ha asegurado que la hoja de ruta a seguir por los sindicatos es la “transparencia plena” en el día a día, y ha recordado que en Comisiones Obreras de Salamanca se sigue esa norma: Emilio Pérez no está liberado, y su sueldo mensual es de 1.350 euros, pagados por el Ayuntamiento de Salamanca.

 

“No debemos escondernos ante la suciedad que pueda haber dentro de nuestras organizaciones. Tenemos que dar todas las explicaciones necesarias”, ha concluido.