Izquierda Unida se pregunta si la voluntad de Ciudadanos es "sostener a los partidos de régimen"

Asegura que con el acuerdo firmado con el PP de Salamanca "lejos queda el decálogo del partido de Rivera para la regeneración democrática, su oposición al gobierno de corruptos".

El PP de Salamanca anuncia un acuerdo con Ciudadanos para que el partido naranja, el del "cambio sensato", facilite la investidura del actual alcalde Alfonso Fernández Mañueco. 

 

Lejos queda el decálogo del partido de Rivera para la regeneración democrática, su oposición al gobierno de corruptos, ya que durante los veinte años de mayoría absoluta y gobiernos de este partido en nuestra ciudad nos hemos desayunado con una deuda diaria que se lleva aproximadamente 41.000 euros diarios del presupuesto municipal, aparece en los papeles de financiación en B del "caso Bárcenas", los chanchullos en la Diputación de su presidente Provincial, y exalcalde de Ciudad Rodrigo, Javier Iglesias, o el reconocimiento por parte de Fernando Rodríguez de financiación en B de la campaña para las municipales de 1995.

 

A todo esto habríamos de sumar los casos de especulación inmobiliaria no aclarados, como la acaecida con el antiguo Gran Hotel, el derribo hace años ya del histórico y centenario depósito de Aguas de la zona del Museo del Comercio, en cuyos terrenos se construyó vivienda privada posteriormente y un largo etcétera.

 

A FAVOR DE LA INVESTIDURA DE ENRIQUE CABERO

 

Después de este rápido repaso a estos casos probados, además de las sospechas fundadas en otros muchos y lo que no se conoce por controlar el PP los engranajes del Ayuntamiento de forma prolongada durante estas dos últimas décadas, no podemos si no plantear la pregunta: "¿En serio cree Ciudadanos de Salamanca que la firma de un documento va a cambiar todo esto? A menos claro está que el planteamiento sea simplemente sostener a los partidos de Régimen allí donde tanto el PP como el PSOE lo son, léase Andalucía para el último y Castilla y León o Madrid para el primero.

 

Desde IU Salamanca, apostamos por un regeneración democrática desde la Izquierda, por eso apoyamos en su momento y ahora, la candidatura de Unidad Popular que para nosotros y nosotras supone Ganemos Salamanca, pero sin embargo las urnas no nos dieron la fuerza necesaria para liderar ese cambio de forma institucional, por lo cual nos propusimos como primer paso uno muy sencillo, y era que en este Ayuntamiento no gobernase un partido local enfangado en la Ccorrupción, por lo que apoyamos el resultado del referéndum de Ganemos Salamanca en el que, a pesar de no ser la solución óptima para la ciudad, la investidura de Cabero habría supuesto una pequeña mejora cualitativa en este aspecto.