Izquierda Unida rechaza la liberalización de horarios en las grandes superficies del Alfoz

Cree que la solicitud de los ayuntamientos de Santa marta y Carbajosa es "disparatada"

Izquierda Unida de Santa Marta ha manifestado su "rotundo rechazo" a la solicitud formulada por el Ayuntamiento de Santa Marta y el de Carbajosa a la Junta de Castilla y León sobre la liberalización de los horarios comerciales.

 

IU rechaza "frontalmente" esta decisión de liberar los horarios comerciales, exige al Ayuntamiento "que atienda las demandas de los agentes sociales" y expresa su voluntad de "conformar una plataforma para defenderlos".

 

IU Santa Marta ha tildado de "ocurrencia" del Ayuntamiento la solicitud a la Junta de Castilla y León de la ampliación a Santa Marta del ámbito Zona de gran afluencia turística, lo que permitiría liberalizar el horario comercial a los establecimientos de más de 300 metros cuadrados y ampliarlo hasta las 90 horas semanales.

 

IU Santa Marta señala que esa decisión es “disparatada en sus estrictos términos y muy equivocada como estrategia: podrán predicarse muchas virtudes sobre nuestro municipio, pero pretender argumentar la necesidad de abrir de forma libre con la excusa de ser zona turística genera cierto sonrojo”, ha asegurado el portavoz de IU Jesús Santos.

 

IU también ha señalado que la liberalización supondría "dar la puntilla al pequeño comercio de Santa Marta". "Basta pasear por el municipio, ver los hábitos de los ciudadanos e incluso, las políticas desarrolladas por el Ayuntamiento, siempre dispuesto a organizar actividades en el Centro Comercial, para comprobar que el problema del pequeño comercio tradicional tiene poco que ver con la libertad de horarios: precio de los alquileres, fomento y promoción de las grandes superficies, cambio de hábitos en los consumidores…", han apuntado desde Izquierda Unida.

 

"Sorprendentemente, el Ayuntamiento, en vez de proponer e impulsar con los agentes sociales un plan de choque en defensa del pequeño comercio, lo que hace es ponerlos a los pies de los caballos. Liberalizar los horarios no es un derecho, sino abocar al pequeño comercio a competir con quienes no puede, abriendo así la puerta a los lobos para que puedan devorar a las ovejas. Tampoco se trata de una demanda del sector", han defendido.

 

IU ha insistido en que la medida liberalizadora "no genera empleo, sino que lo destruye y precariza, no aumenta las ventas, sino que destruye al pequeño comercio y no responde a una demanda ni a una necesidad social".