Izquierda Unida llevará al Congreso de los Diputados la defensa del transporte de mercancías en Castilla y León

Reunión de Izquierda Plural y UPATRANS

La formación de izquierdas presentará una Proposición No de Ley en defensa de los más de 30.000 puestos de trabajo directos e indirectos del sector.

El grupo parlamentario de Izquierda Unida llevará al Congreso de los Diputados la defensa del sector del transporte de mercancías en Castilla y León. Un compromiso que la formación de izquierdas adquiere tras la reunión que José María González, coordinador general de Izquierda Unida de Castilla y León, Ascensión de las Heras, portavoz de Izquierda Unida en la Comisión de Fomento, y representantes de la Unión de Pymes y Autónomos de Transportes (UPATRANS) de Ávila, el Bierzo y León han mantenido en el propio Congreso de los Diputados. El resultado de la misma ha sido el compromiso adquirido por el grupo parlamentario de Izquierda Unida para plantear diversas preguntas en defensa de los más de 30.000 puestos de trabajo directos e indirectos en este sector así como la presentación de una Proposición No de Ley.


UPATRANS de Ávila, entre otras localidades, ha trasladado a la portavoz de Izquierda Unida en la Comisión de Fomento, Ascensión de las Heras, y José María González la situación que atraviesa el transporte de mercancías en Castilla y León, así como su preocupación ante los peligros que puede generar para miles de trabajadores que dependen de este sector la modificación del reglamento de la ley de ordenación de transportes en materia de transportes de  mercancía.


Este encuentro es el resultado del compromiso adquirido el pasado mes de marzo por José María González con la Unión de Pymes y Autónomos del Transporte de Ávila, entre otras localidades, ante las modificaciones en la ley que regula el sector y los peligros que las mismas pueden deparar para los miles de trabajadores que dependen del mismo en la comunidad y en concreto en Ávila. Un sector de por sí muy castigado. En los últimos años el debilitamiento de la producción industrial, el deterioro de la construcción y el desplome del consumo interno han llevado a una preocupante caída  de cerca de la mitad del tráfico de mercancías.