IU y Podemos critican que la Junta eche "balones fuera" en los problemas con el sector lácteo

José Sarrión mostró su apoyo al sector lácteo. TRIBUNA

El procurador de IU en las Cortes de Castilla y León, José Sarrión, ha hecho la etapa que transcurría entre Villanubla y Valladolid con los integrantes de la Marcha.

Izquierda Unida y Podemos han expresado su apoyo a la 'Marcha Blanca' y al sector lácteo y han criticado a la Junta de Castilla y León por "echar balones fuera" sobre el problema y "ponerse de perfil" al decir que es un problema comunitario e internacional.

 

El procurador de IU en las Cortes de Castilla y León, José Sarrión, ha hecho la etapa que transcurría entre Villanubla y Valladolid con los integrantes de la Marcha y, ante la Consejería de Agricultura y Ganadería, ha señalado el "auténtico drama social" que supone la situación del sector lácteo.

 

"Es una de las grandes contradicciones de un sistema capitalista en el cual una Comunidad históricamente productora de leche la tenga que tirar a la basura porque se importa de un mercado globalizado", ha señalado Sarrión, quien ha incidido en que la salida pasa por lo que reclaman los ganaderos, pactar un precio mínimo que asegure los costes de producción y una cantidad necesaria para que las familias de los ganaderos puedan vivir, es decir, "intervenir el sector y eliminar la ideología neoliberal que lo ha llevado al desastre".

 

En cuanto a la postura del Gobierno autonómico, el procurador de IU ha criticado que "como siempre" se "lava las manos" y "echa balones fuera" hacia otros poderes, "lo mismo que con la minería y con todos los sectores que plantean conflicto".

 

Frente a ello, considera que lo que hay que hacer es una "defensa del producto local" y "enfrentarse al mercado global", a las políticas que Sarrión considera que "condenan" a los ganaderos a desaparecer y "sencillamente intervenir" el producto local para potenciar a las familias que se dedican a ello, lo que además cree que es una manera de fijar población y luchar contra la despoblación en la Comunidad.

 

MÁS IMPLICACIÓN

 

En la misma línea, el secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, ha expresado su apoyo al sector y ha exigido a la Administración autonómcia y central que "se implique" en este problema porque consideran que es una cuestión de "voluntad política".

 

"Si se involucran se puede conseguir una solución para lograr un precio justo", ha señalado Fernández, quien ha apuntado que actualmente la industria y la distribución tienen la "posición hegemónica y preponderante" y son quienes fijan los precios.

 

Por ello, ha instado a tomar medidas como en Francia y ha reivindicado que la Administración convoque una mesa de negociación y medie y arbitre para que todos estén en situación de "igualdad" y no como ahora, momento en el que cree que ni el gobierno autonómico ni el central están haciendo "todo lo que está en su mano".

 

En cuanto a la actitud de la Junta, ha censurado que se "inhiba" de los problemas y se "ponga de perfil" ante un problema que afecta a un sector estratégico en Castilla y León. "La actitud de echar balones fuera es incorrecta y nociva para el sector", ha señalado Fernández, quien considera que si la Administración autonómica convocara una mesa autonómica con las industrias y distribuidoras para conseguir que los ganaderos tuvieran un precio justo a lo que producen "el problema se solucionaría".

 

Así, ha instado a que se involucre y deje de echar balones fuera porque cree que "tiene las herramientas e instrumentos necesarios".