IU Santa Marta exigirá en el próximo pleno una auditoría del servicio de Gestión del Agua

María Asun Barandarian, Ángel Luis Domínguez y Jesús Santos concejales IU Santa Marta

Tal auditoría, no sólo se enmarca en un compromiso por la gestión pública y la remunicipalización de los servicios sino que además cumplen con una función inherente al cargo público y la representación política: dar información veraz.

Izquierda Unida Santa Marta de Tormes trae al pleno ordinario del mes de mayo una moción para encargar un estudio técnico y jurídico de la actual concesión del Servicio de gestión de aguas, que el municipio tiene con Aqualia. Tal auditoría, no sólo se enmarca en un compromiso por la gestión pública y la remunicipalización de los servicios, sino que además cumplen con una función inherente al cargo público y la representación política.

 

"Para nosotros la transparencia es más que una palabra y bastante más que un eslogan de campaña. Es un fin en si mismo y un compromiso con la gestión pública y el contrato social que se establece con nuestros vecinos y vecinas en cada votación", han afirmado desde Izquierda Unida. 

 

"Los numerosos problemas de gestión del agua que posee el municipio tienen la base en un modelo de gestión privado del agua incompatible con nuestra idea de ciudad", han lamentado desde Izquierda Unida. Para la formación el acceso desigual, incremento del precio de las tarifas, pérdida de la capacidad de control financiero y técnico del servicio, obstáculos medioambientales y escandalosos márgenes de ganancias están impulsando a las municipalidades a retomar el control de un servicio esencial, el agua.

 

La “remunicipalización” del agua es una tendencia nueva. Más de 235 casos de remunicipalización en todo el mundo en 5 años, en 37 países de todo el mundo, un proceso que afecta a más de 100 millones de personas. En Estados Unidos destacan Atlanta e Indianápolis; en Europa, París, Berlín o Budapest; y en los países del sur, Buenos Aires, La Paz, Johannesburgo, Dar-es-Salaam, Accra, Almaty o Kuala Lumpur. La desprivatización es ya un fenómeno global, según ha informado IU a los medios de comunicación.

 

Para IU aunque no se estuviera contemplando la remunicipalización del servicio de gestión de agua es necesario conocer la realidad técnica, jurídica y económica del contrato firmado por el Ayuntamiento de Santa Marta, por el que se privatizo el servicio. Tanto para este caso, como para cualquier otro de los muchos y variados que el Ayuntamiento tiene como gestión por empresas privadas, debe de prevalecer la rendición de cuentas, la transparencia y la información en la gestión de los recursos y responsabilidades políticas y sociales que tiene esta administración.