IU encabeza la petición de apoyo a la diversidad familiar desde la Educación

Ana Muñoz, de la Fundación Triángulo; José Luis Sánchez, de IU;
César Rodrigo, de Fedampa y Laura Mayo, de CCOO (Foto: I. C.)

"La diversidad familiar existe y hay que tratarla, no debe quedar a la buena voluntad de los maestros", aseguran.

Izquierda Unida encabeza, junto a otras asociaciones de diverso índole, una iniciativa que ofrece medidas en el ámbito educativo para erradicar la LGTBIfobia.

 

"Queremos empezar desde la educación más temprana, en Primaria e Infantil, aunque no olvidamos Secundaria y universidades. En la Educación está la raíz de todo para atajar las mentalidades contra sociedades igualitarias", asegura José Luis Sánchez, de IU.

 

La Fundación Triángulo es una de las asociaciones que apoyan la medida y Ana Muñoz asegura que piden "que se dote de recursos a este tema porque hay muchas familias preocupadas por dar a sus hijos un clima favorable para la educación sobre diversidad".

 

Desde Fedampa aseguran que "las nuevas estructuras sociales siempre causan estupor en la población al principio. Antes los aparecieron los matrimonios separados, luego las uniones de hecho... al final se ha normalizado". Ahora "buscamos la sensibilización en toda la comunidad educativa, familias, personal no docente y alumnado. Que sea a través de la información y la formación. Que los niños vivan con absoluta cotidianidad y así lo verán como algo integrado en su vida", asegura César Rodrigo.

 

Por su parte, Laura Mayo, de CCOO, ha resalyado tres líneas del manifiesto: "La diversidad familiar existe y hay que tratarla, no debe quedar a la buena voluntad de los maestros, por eso hay que revisar los materiales didácticos y un protocolo contra el acoso escolar de gays y lesbianas. A día de hoy no existe. Por último hay que elaborar un plan de atención a la diversidad, que se dote de medidas concretas y de presupuesto".

 

De este modo, el documento elaborado por Izquierda Unida y apoyado por CCOO, CGT, Fedampa, STE, CES, Fundación Triángulo, Galeti y Arfacyl exige:

 

- Que la enseñanza de la diversidad familiar y afectiva se incluya como contenido curricular y no dependa de acciones individuales del profesorado.

 

- Que en aras de una mayor inclusión se sustituyan las celebraciones del Día del Padre y de la Madre por el Día de la Familia (15 de mayo) en los centros escolares.

 

- Mejorar y ampliar respecto a la educación afectiva el Plan de Atención a la Diversidad de la Consejería de Educación, así como proporcionar un presupuesto adecuado para su desarrollo.

 

- Crear un protocolo de actuación ante el acoso escolar en los centros escolares que incluya elementos de educación LGTBI.

 

- Proporcionar formación y recursos adecuados a toda la comunidad educativa sobre cómo afrontar y explicar la diversidad afectivo-sexual y familiar en las aulas.