IU critica que Santa Marta no cumpla lo presupuestado en materia social y presuma de superávit

Mariasun Barandiarán y Jesús Santos, de IU en Santa Marta.

El grupo de IU en el Ayuntamiento de Santa Marta presenta 15 reclamaciones a la cuenta general por la opacidad y ocultación de los gastos. Lamenta que no se gasten las partidas de ayuda a libros, vivienda o comida a domicilio y se publicite un superávit de 700.000 euros.

El grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Santa Marta presentará 15 reclamaciones sobre la cuenta general del Consistorio tormesino de 2013 porque considera que no se puede anunciar un superávit de 700.000 euros mientras no se agotan en su totalidad las partidas para asuntos sociales, ya de por sí bastante reducidas según IU. Así lo han manifestado los concejales de IU en este ayuntamiento, Mariason Barandiarán y Jesús Santos, que consideran que, en los tres años de mandato, el alcalde Javier Cascante ha demostrado un gran autoritarismo y no ha atendido las necesidades de los ciudadanos del municipio.

 

La falta de ejecución presupuestaria en materia y social y el descontrol de los gastos municipales centran las críticas de Izquierda Unida en torno a los tres años de Gobierno del PP en Santa Marta. Por un lado, IU lamenta que las partidas destinadas a determinados gastos sociales, a pesar de ser escasas, no se llegan a ejecutar por completo. Así ocurre, denuncian, con las becas de libros, presupuestadas en 34.000 euros de los cuales 20.000 están sin gastar; la comida a domicilio, para la que solo hay 2.500 euros y se han gastado poco más de 2.000 a pesar de ser una cantidad baja; o la partida denominada del 0,7% para políticas sociales, 10.000 euros en un presupuesto de 9 millones, y de los que solo se gastan 4.000 euros.

 

"Con las necesidades que hay hoy en día no podemos entender que estos capítulos queden con remanentes", ha lamentado Santos, que entiende que esto demuestra que el equipo de Gobierno no ha atendido las necesidades de los ciudadanos de Santa Marta, "y junta a esta insensibilidad, sacan un superávit de 700.000 euros que no se gastan habiendo necesidades".

 

 

CUENTA GENERAL IRREGULAR

 

Por su parte, la concejala Barandiarán ha criticado la "absoluta opacidad y ocultación de datos" de la cuenta general del Ayuntamiento en su ejercicio 2013, en la que se ha generalizado la práctica de atribuir gastos a partidas que no son las que corresponden, lo que da lugar a que partidas presupuestadas queden sin ejecutar en su totalidad y que se imputen facturas de manera poco transparente a otras partidas. Ha criticado, por ejemplo, que gastos de publicidad en medios con una factura de 'banners' para una web se metan en suscripciones de prensa en vez de en la partida de anuncios en prensa; o que facturas por una asesoría para la OMIC o la comida de los mayores no se carguen a las partidas previstas, sino a las correspondientes a fomento y economía.

 

Barandirán ha criticado que la concejala del área económica, Chabela de la Torre, "una y otra vez salga a decir que los presupuestos se están cumpliendo bien cuando hay tantas necesidades y existe un remanente de 700.000 euros que no se gastan".