IU considera que el Gobierno "juega con fuego" con sus discursos sobre el paro

"La brecha entre el discurso del Gobierno y la realidad hace insostenible la situación social", han indicado. 

Conocidos los datos de paro registrado, el coordinador provincial de Izquierda Unida en Salamanca, Domingo Benito, se ha referido a ellos como "una nueva subida que tira por tierra todos los discursos de recuperación del Gobierno y sitúa cada vez más a esta provincia y a esta comunidad en el largo camino hacia el empobrecimiento”.

 

"La provincia de Salamanca va camino de convertirse en un erial”, ha indicado, tras conocer que el paro registrado ha aumentado en 998 personas en el último mes. Pero “especialmente preocupante es que se sigan perdiendo afiliados a la Seguridad Social, con 1268 menos en un mes y 1460 menos en términos interanuales", ha destacado Domingo Benito.

 

"Esta situación es muy parecida en el ámbito español y en el de la comunidad y supone la constatación de que las políticas del gobierno no crean empleo, sino que crean desigualdad y paro.  Los pocos empleos que puedan crearse son, en cualquier caso, de muy mala calidad.” Domingo Benito ha insistido en que “no se pueden soportar unos niveles de paro como los que vivimos y no se puede soportar que el empleo que exista sea tan precario que incluso los que trabajan son pobres”.

 

Para el Coordinador de Izquierda Unida, además, “los mensajes y los discursos del Gobierno confrontan con la realidad de la gente. Mientras Rajoy, Cospedal, Mañueco y Javier Iglesias ven el mundo de color de rosa, hacen discursos grandilocuentes en sus convenciones y dicen que estamos saliendo de la crisis, la gente corriente mira a su alrededor y ve más pobreza, más paro, más precariedad y menos futuro digno”.

 

La formación de izquierdas considera que “es evidente que la reforma laboral está dando sus frutos, pues siempre fue concebida para machacar los derechos y facilitar el despido; es evidente que los recortes solo generan recesión y enfrían la economía y es evidente que las políticas que se imponen desde  Europa no están funcionando en beneficio del común de la ciudadanía”.