"Isidora Martín falleció por una asfixia triple"

Imagen de la Audiencia Provincial durante el juicio (Foto: C.D.A.)

Así lo indicaron los médicos forenses durante el juicio del presunto coautor del asesinato de la propietaria de la Pensión Bárez.

Las declaraciones de los testigos llevadas a cabo a lo largo de la mañana del 16 de julio en la Audiencia Provincial de Salamanca han ido aclarando ciertas lagunas en caso de la Pensión Bárez.

 

La intervención de los médicos forenses se realizó en torno a las doce del mediodía para aclarar las causas de la muerte de la víctima, dueña de la Pensión Bárez. Los dos médicos expertos declararon que Isidora Martín perdió la vida debido a una "asfixia triple".

 

La asfixia fue debida a varias causas, entre ellas, la presión sufrida en el pecho y el posterior vómito que revertió en los bronquios. Al parecer se produjo tras tragar unos 50 centímetros de sábana, usada por los presuntos autores del asesinato para mantener a la víctima callada.

 

Isidora Martín fue hallada muerta por su hermana Manuela la mañana del 23 de julio de 2006. La fallecida estaba maniatada de pies y manos, con trozos de sábanas rasgados. La cabeza también se encontraba amordazada, con trozos de sábanas atados por cinco nudos que se le clavaban por toda la cabeza. Se le encontraron múltiples contusiones repartidas por todo el cuerpo, tanto en piernas como en brazos, una lexión grave en una de las rodillas, contusiones relevantes en la parte frontal de la cabeza y un golpe que le produjo el radiador en uno de los costados.

 

Las duras declaraciones de los forenses provocaron el llanto y la lógica incomodidad de las hermanas de la fallecida que estaban presentes en la sala, por lo que acabaron abandonando el lugar de la vista hasta el final de la declaración forense.