Isabel Alonso reafirma el compromiso de la Junta con los pequeños municipios de la región

La ventosa mañana que amanecía sobre la meseta no fue impedimento para que varios miles de personas acudieran a esta tradicional cita con el almendro.
Miguel Corral

La Fregeneda, y el mercadillo de Barca d’Alva, se convirtieron un año más en lugares de encuentro para los salmantinos, aunque con una asistencia menor de lo es costumbre en este día.

La Fiesta del Almendro es la reivindicación permanente a la tierra, y por supuesto a la recuperación de la línea férrea y el Plan Valle del Duero, con esa Cúpula del Agua que mantiene pendientes a todos los alcaldes arribeños, como así recordó la consejera de Administración Autonómica, Isabel Alonso, pregonera de esta edición de la fiesta, y reivindicó, también, el alcalde de La Fregeneda, Bernardo García.

Bajo este trasfondo, la jornada comenzaba con el recibimiento de autoridades, entre ellas, la de la propia consejera de la Junta de Castilla y León, además de la presidenta de la Diputación, Isabel Jiménez; el subdelegado del Gobierno, Jesús Málaga, y el delegado territorial de la Junta en Salamanca, Agustín de Vega, entre diputados provinciales, procuradores y senadores salmantinos.

Al contrario de como viene siendo habitual, las obras del Centro de Recepción en el muelle de Vega Terrón impidieron la recepción de autoridades portuguesas en ese lugar, así es que bajo los sones de la gaita y el tambor del Mariquelo, las autoridades aguardaron pacientes la llegada de ese simbólico acto que es la plantación de un almendro en la plaza de la localidad, momento que inicio la pregonera y a la que le sucedieron una buena parte del resto de autoridades.

Entre tanto, ajenos a los actos oficiales, cientos de coches pasaban con destino a Barca d’Alva, aunque algunos aprovechaban su paso por La Fregeneda para hacer acopio en quesos, repostería, aceite y otros productos de la tierra que han distinguido siempre a esta localidad.

Tras el pregón pronunciado por la consejera, Isabel Alonso, los vencedores del concurso literario procedieron a dar lectura de sus obras, para finalizar con la entrega de premios de los concursos de postres y de fotografía.

Por otro lado, el alcalde de La Fregeneda, Bernardo Santos, le recordó a la consejera carencias significativas como “la banda ancha, la radio y la televisión, que siguen siendo una deuda en este municipio, pues queremos ver la TDT igual que lo hacen en Salamanca”. También, le pidió que se potenciaran las mancomunidades.