Irlanda del Norte confirma la extradición a España del etarra De Juana Chaos

Los magistrados del tribunal norirlandés han considerado "inválidos" los argumentos esgrimidos por la defensa
La Justicia de Irlanda del Norte ha confirmado la extradición a España del etarra José Ignacio de Juana Chaos, al que la Audiencia Nacional reclama por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo al escribir un artículo a su salida de la cárcel en agosto de 2008, informó la cadena británica BBC.

El Tribunal de Apelación de Belfast ha rechazado el recurso de apelación que la defensa de De Juana presentó contra la decisión adoptada el 1 de marzo de 2010 por el juez Thomas Burgess por la que se acordaba dar curso a la orden europea de detención y entrega cursada por el magistrado de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

Los magistrados del tribunal norirlandés han considerado "inválidos" los argumentos esgrimidos por la defensa, que pidió la anulación de la entrega por un defecto de forma en la euroorden tramitada por las autoridades españolas. El caso continuó tramitándose a pesar de que De Juana no ha comparecido ante este tribunal desde marzo, fecha desde la que se encuentra en paradero desconocido.

No obstante, la defensa de De Juana podría presentar ahora un nuevo recurso ante la Corte Suprema, máxima autoridad judicial británica con sede en Londres, lo que podría dilatar el proceso durante varios meses más.

"Adelante con la pelota"
De Juana está reclamado por participar en agosto de 2008 en un acto de homenaje en San Sebastián en el que se leyó una carta que supuestamente había escrito en la que invocaba el lema 'Aurrera bolie (adelante la pelota)', que utilizaba el fallecido dirigente etarra Domingo Iturbe, 'Txomin', para justificar la lucha armada.

En marzo de 2010 la defensa de De Juana recurrió la extradición alegando que, si el expreso fuera entregado a España, tal y como dictaminó el juez Burgess, podría sufrir depresión y estrés post-traumático debido a los 21 años que permaneció en prisión.

Según sus abogados, la salud del expreso etarra es "vulnerable" como consecuencia de los supuestos "malos tratos" que asegura haber sufrido durante los 21 años que ha permanecido en la cárcel, 18 de los cuales correspondieron a los 3.000 a los que había sido condenado por 25 asesinatos durante su pertenencia a la banda terrorista.

También denunciaban la "influencia" que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) tendría en las decisiones de la Audiencia Nacional, que, según defienden, acordó imputar a De Juana a partir de informaciones en prensa sobre el homenaje oficiado a su salida de prisión.

En su resolución judicial, el juez Burgess sostuvo que al tribunal norirlandés no le compete determinar si existen indicios suficientes para la imputación, aunque, en todo caso, descartó que por parte de España pueda existir "abuso de poder". Además, subrayó que De Juana podría haber haber defendido él mismo la "fragilidad" de los cargos presentados en su contra, de haber comparecido como se le había requerido en Madrid.