Investigan por estafa a dos personas que actúan como falsos revisores de gas

Los hechos han tenido lugar en varios pueblos del sur de Salamanca y del norte de Cáceres, siempre con personas mayores como víctimas.

Dentro del Plan Mayor para la mejora de la seguridad de nuestros mayores, al tener conocimiento de supuestas estafas cometidas por instaladores de gas, tanto en la provincia de Salamanca como en el norte de la provincia de Cáceres, se inician las correspondientes investigaciones durante los últimos dos meses, consiguiendo localizar e identificar a dos personas, residentes en Badajoz, con numerosos antecedentes relacionados con supuestas estafas en diversas localidades de la provincia de Salamanca, se les investiga por seis hechos con el mismo modus operandis.

 

Estos supuestos revisores de las instalaciones de gas, seguían siempre las mismas pautas para cometer las supuestas estafas cambiaban de vehículo a menudo para dificultar su identificación y seguimiento.

 

De la investigación se desprende que las supuestas víctimas son personas de avanzada edad, que pertenecen a un grupo de riesgo ante determinados delitos, principalmente las estafas/fraudes, por lo que hace que sean especialmente vulnerables a estos grupos de personas sin escrúpulos. En un principio trataban de explicar a las supuestas víctimas que debían realizar las revisiones y caso de que se opusieran no dudaban en usar amenazas como que le iban a cortar el suministro del gas. Cuando conseguían entrar en los domicilios, en algún caso llegaban a cortar la goma de los reguladores y sin realizar trabajo alguno, les extendían las correspondiente factura, también les engañaban con la contratación de un servicio de mantenimiento que no es obligatorio. Por realizar dichas operaciones, cobraban unas facturas muy por encima de lo normalmente establecido.

 

Se han logrado esclarecer hechos ocurridos en los últimos seis meses, en las localidades de Guadapero-Serradilla del Arroyo, Lumbrales, Cepeda, Santa María de los Llanos y Coca de Alba.

 

Las diligencias instruidas, fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción de Guardia de Ciudad Rodrigo.