Investigadores del Centro de Investigación del Cáncer de la Usal lideran una estrategia para detectar células tumorales de mieloma múltiple

Foto: E. P.

Así lo ha explicado el científico, Alberto Orfao, con motivo de la celebración del 57 Congreso de la Sociedad Americana de Hematología (ASH, por sus siglas en inglés), que estos días se celebra en Orlando (Estados Unidos).

Investigadores españoles han liderado una estrategia que permite detectar precozmente la presencia de células tumorales de mieloma múltiple en pacientes que han sido tratados de la enfermedad, según ha informado el científico del Centro de Investigación del Cáncer de la Universidad de Salamanca, Alberto Orfao, con motivo de la celebración del 57 Congreso de la Sociedad Americana de Hematología (ASH, por sus siglas en inglés), que estos días se celebra en Orlando (Estados Unidos).

 

En el trabajo, que va a ser presentado durante el encuentro, participan, además del doctor y su equipo en el centro investigador, científicos del Hospital Universitario de Salamanca y de la Clínica Universitaria de Pamplona, con la colaboración de expertos alemanes y del Erasmus Medical Center de Rotterdam (Países Bajos).

 

"El mieloma múltiple es un tumor que normalmente afecta a adultos de cierta edad y del cual actualmente hay disponibles muchos tratamientos nuevos y muy eficaces. Por ello, disponer de nuevos métodos más sensibles capaces de detectar con más sensibilidad si queda enfermedad tras el tratamiento, en qué cantidad y qué características tiene es una buena herramienta para establecer futuras terapias", ha explicado.

 

Y es que, en los ensayos clínicos, en los que han participado unos 400 pacientes, se ha demostrado que las células tumorales que han resistido al tratamiento "no son exactamente iguales" a las que había en el momento del diagnóstico. Un hallazgo que, a juicio de Orfao, puede ser "muy importante" para establecer en el futuro "nuevas estrategias" de tratamiento.

 

DURANTE O DESPUÉS DEL TRATAMIENTO

 

"Este estudio se puede hacer durante el tratamiento, para evaluar el efecto que está teniendo, y después del mismo para comprobar si el enfermo está curado o, por el contrario, detectar de manera precoz una recaída de la enfermedad, antes incluso de que aparezcan los síntomas. Además, también se está planteando la posibilidad de analizar si merece la pena tratar esas recaídas de una forma temprana", ha argumentado el experto.

 

Por otra parte, Orfao ha informado de que durante el congreso también va a presentar un estudio español pionero en el mundo en el que se predice en niños con mastocitosis, una enfermedad rara, si la patología puede derivar en una leucemia a los 20, 30 o 40 años.

 

"Se dan muy pocos casos, pero es muy importante que se pueda predecir con mucha antelación si la enfermedad va a derivar en la edad adulta en una patología maligna", ha argumentado.

 

Finalmente, Orfao ha destacado la presencia de investigadores en el ASH y la importancia de las investigaciones españolas a nivel mundial, fruto de la colaboración entre los distintos centros y grupos, de la "dedicación" que tienen los científicos clínicos en el área de Hematología y del interés que entre ellos tiene conocer las últimas novedades sobre la enfermedad de pacientes con los que tratan día a día.