Investigadores de Salamanca desarrollan nueva tecnología a nivel mundial para tratar a pacientes con mieloma múltiple

Investigadores del IBSAL (Foto:F.Rivas)

Los científicos del IBSAL reconocen este trabajo como diferente a todo lo demás realizado hasta el momento en este campo 

Un grupo de investigadores del Grupo de Biología Molecular y Celular del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL) ha desarrollado, en colaboración con el Hospital 12 de Octubre, una tecnología “absolutamente nueva” a nivel mundial para prever recaídas en pacientes con mieloma múltiple.

 

Este trabajo, llevado a cabo por científicos que también pertenecer al Grupo Español de Miolema (GEM), ha sido dirigido por el profesor de la Universidad de Salamanca adscrito al IBSAL y miembro de la Unidad de Biología Molecular del Hospital de Salamanca, Ramón García.

 

En él se analiza la secuenciación “masiva o profunda”, que detecta hasta una célula maligna entre un millón de sanas y que facilita una “mejora valoración de los resultados de tratamientos de cáncer de médula ósea.

 

Este método “muy novedoso” reconoce qué pacientes tienen mayores posibilidades de recaer y cuáles pueden incluso hasta interrumpir el tratamiento por haber superado ya con éxito la enfermedad, ha explicado el doctor Ramón García, en presencia del director de la Unidad de Biología Molecular del Hospital de Salamanca, Marcos González, y el director del IBSAL, Rogelio González Sarmiento.

 

Gracias a este avance, que ha sido posible gracias a una inversión de entre 200.000 y 250.000 euros, se podrá incidir en los tratamientos de quienes previsiblemente recaerán y en el resto reducirlos, o incluso retirarlos.

 

En estos segundos casos ayudará a la “comodidad”del paciente y al ahorro del sistema, ya que el coste mensual del tratamiento para los pacientes se sitúa en unos 10.000 euros por cada persona.

 

Actualmente, los laboratorios de los hospitales de Salamanca y del 12 de Octubre ya están adaptados para esta estrategia que, junto con nuevas técnicas de citometría y el empleo de técnicas de imagen, permitirá “recortar tratamiento y su toxicidad y acercarnos a la curación”, ha apuntado el IBSAL en la información aportada a Europa Press en el encuentro con los medios de los investigadores del proyecto.

 

 

133 PACIENTES

 

El estudio se llevó a cabo en 133 pacientes españoles tratados con los protocolos del grupo GEM y fue diseñado por el Hospital Universitario de Salamanca por el doctor Ramón García.

 

Posteriormente, las muestras de los pacientes fueron recibidas y preparadas en los hospitales de Salamanca y 12 de Octubre, dentro de un estudio en el que, además de los expertos Ramón García y Marcos González, han trabajado las profesionales de este ámbito María Victoria Mateos, Noemí Puig y Cristina Jiménez. 

 

Ramón García ha explicado que esta enfermedad tiene una incidencia de cinco casos por cada 100.000 habitantes y año, con unos 7.000 u 8.000 pacientes actualmente en el país. En Salamanca se registran 20 pacientes nuevos al año, unos 150 en el conjunto de Castilla y León, y entre 1.500 y 2.000 en España, ha remarcado el director del estudio.