Investigada una mujer en Burgos por dejar a su hijo de 13 años conducir su vehículo

 La Guardia Civil de Burgos ha instruido diligencias e investigado a una mujer de 43 años, C.B.C, como presunta autora de un delito contra la seguridad vial, al permitir conducir a su hijo menor de 13 años un vehículo.

Los hechos ocurrieron el pasado lunes, 1 de febrero, en La Bureba, cuando una patrulla del Puesto de Briviesca fue testigo de cómo un vehículo que circulaba por la localidad realizaba, de improviso, una maniobra brusca, sin causa aparente, supuestamente al percibir la presencia policial.

  

El turismo detuvo su marcha a la altura del vehículo oficial y finalmente acabó "calándose". Al interesarse los agentes por los motivos de la maniobra, por si podría precisar algún tipo de auxilio, observaron que al volante se encontraba un adolescente, mientras que en el asiento delantero y como acompañante se encontraba una mujer.

  

Identificados ambos, resultaron ser madre e hijo, comprobando que en los asientos posteriores viajaba otra hija y su pareja. Trasladados a dependencias oficiales, se instruyeron diligencias que serán entregadas en el Juzgado de Instrucción de Briviesca y Fiscalía de Menores en Burgos.