Intimidaban a sus víctimas con un hacha y un destornillador para robarlas

Fotonoticia 20160902100638 380 000 607 detail

Siempre actuaban tres varones y asaltaban a sus víctimas cuando éstas estaban estacionando o poniendo en marcha su vehículo en la vía pública o en aparcamientos de centros comerciales.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Coslada, tras una persecución en helicóptero, a una banda integrada por tres jóvenes con edades comprendidas entre 21 y 22 años que intimidaban con un hacha y destornilladores a sus víctimas en calles y aparcamientos para robarles.

 

Según ha informado Jefatura Superior de Policía en un comunicado, los arrestados residían en Alcalá donde abandonaban los coches robados que utilizaban para su huída. Empleaban un hacha y destornilladores para amedrentar a las víctimas para que les entregaran sus pertenencias y no dudaban en emplear la violencia física si era necesario.

 

La Policía estima que en apenas dos meses habrían cometido 9 robos con violencia, 10 robos de vehículos, 5 delitos de lesiones, 4 de atentado a la autoridad y otro de pertenencia a grupo criminal. Fueron detenidos en un descampado de Coslada tras un robo frustrado en Torrejón de Ardoz y gracias al seguimiento que realizó el Servicio de Medios Aéreos de la Policía Nacional.

 

Las investigaciones realizadas por los agentes les llevaron a la localización de los miembros del grupo, que supuestamente residirían en Alcalá de Henares (Madrid) o bien en los municipios colindantes, ya que siempre abandonaban los vehículos en los que huían en sus alrededores.

 

Las investigaciones realizadas por los agentes les llevaron a la localización de los miembros del grupo, que supuestamente residirían en Alcalá de Henares (Madrid) o bien en los municipios colindantes, ya que siempre abandonaban los vehículos en los que huían en sus alrededores.

 

Siempre actuaban tres varones y asaltaban a sus víctimas cuando éstas estaban estacionando o poniendo en marcha su vehículo en la vía pública o en aparcamientos de centros comerciales. Además utilizaban armas características para amedrentarles.

 

Cuando los agentes recibieron el aviso de un robo frustrado en un aparcamiento de un centro comercial de Torrejón de Ardoz, sospecharon que podía tratarse del grupo investigado, por lo que se estableció el dispositivo policial para su detención.
 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: