Intervenido un arsenal de armas que iban a venderse a criminales

La Policía Nacional ha intervenido en un piso de Barcelona un gran arsenal de armas que presuntamente pertenecían a un grupo desarticulado en febrero que se dedicaba a manipular armamento inutilizado para ponerlo nuevamente en funcionamiento y venderlo a otros delincuentes.
Agencias

Según ha informado el cuerpo, en esta nueva fase de la investigación han detenido a otro integrante del grupo y han imputado a dos compradores de armas, que se suman a los seis detenidos por tráfico ilícito de armas y drogas en Barcelona y Zaragoza en febrero.

Este último detenido está relacionado con el armero detenido en la otra fase de la operación, que supuso nueve registros efectuados en Barcelona, Vilassar de Dalt, L’Hospitalet de Llobregat, Cardedeu, Sant Joan Despí, Barberà del Vallès y Zaragoza.

En el piso de Barcelona ahora registrado se realizaban las modificaciones técnicas para poner de nuevo en funcionamiento el armamento inutilizado, reparándolo de forma artesanal.

Armas intervenidas
Allí intervinieron seis armas largas, 51 pistolas, siete revólveres, máquinas para recargar munición, 15.000 cartuchos de diferentes calibres, 25.000 vainas, proyectiles, fulminantes y pólvora, así como documentación diversa.

También hallaron 20 cañones en perfecto estado y armas inutilizadas, algunas de ellas tenían su correspondiente certificado y otras eran armas antiguas, adquiridas en ferias y a coleccionistas, que habían sido puestas de nuevo en funcionamiento para disparar, e iban dirigidas al mercado negro.

En la primera fase de la operación los investigadores ya se incautaron de una gran cantidad de armamento: un fusil de asalto, dos escopetas, un rifle semiautomático, un rifle de cerrojo, cuatro pistolas, un revólver, tres pistolas inutilizadas, cuatro pistolas detonadoras, dos carabinas de aire comprimido, cuatro pistolas de aire comprimido, una escopeta antigua, 25 machetes y bayonetas, dos grilletes, juegos de troqueles, y útiles y herramientas para modificar armas.

Entonces también intervinieron dos carteras con placas falsas de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias y de la Guardia Civil.

La investigación que ha conducido a las detenciones la ha llevado a cabo el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Barcelona.