Interior admite que la posibilidad de encontrar con vida a los desaparecidos es "prácticamente inexistente"

Hoy se celebra el funeral del policía fallecido al intentar rescatar a un joven eslovaco en la playa
El ministro del Interior, Jorge Fernández, ha admitido que las posibilidades de encontrar con vida a los dos policías nacionales desaparecidos en la playa del Orzán, en A Coruña, junto a un joven eslovaco, son "prácticamente inexistentes".

Por otra parte, ha confirmado que este sábado, día 28, se celebrará en el cuartel de Lonzas el funeral por el policía fallecido, Javier López López, de 38 años.

Junto a la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, entre otras autoridades, el ministro del Interior se ha desplazado hasta la capilla instalada en el acuartelamiento de Lonzas, del Cuerpo Nacional de Policía.

Por expreso deseo de la familia, la capilla ha estado abierta sólo para familiares y amigos, además de las autoridades, entre las que se encontraban también el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, y el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira.

"Orgullo"
A la salida, en declaraciones a los periodistas, el ministro del Interior ha vuelto a lamentar la pérdida de los tres agentes y el "orgullo" por tener en la Policía "miembros como estos".

Sobre el rescate de los dos agentes que permanecen desaparecidos, Rodrigo Maseda, de 35 años, y José Antonio Villamor, de 34 años, ha señalado que "hay que ser realistas y reconocer que las esperanzas de encontrarlas con vida son "prácticamente inexistentes".

Condecoración
Por otra parte, ha confirmado que asistirá este sábado al funeral de Javier López López, en representación del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y ha recordado que este viernes ha firmado la orden para condecorar a este agente, a título póstumo, con la Cruz de Oro al Mérito Policial "por los méritos contraídos en cumplimiento del deber y en un nivel de humanidad que va más allá del mero cumplimiento del servicio".

Mientras, la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha subrayado el "ejemplo de serenidad" dado por la familia del fallecido, vecino de A Coruña y que será enterrado en A Fonsagrada (Lugo), de donde es natural su familia.

Por otra parte, ha señalado que sus padres han incidido en que su hijo era un policía "que vivía la profesión, que era feliz y le pagaban por hacer lo que le gustaba".

En cuanto a la búsqueda de los desaparecidos, ha señalado que tanto los medios de Salvamento Marítimo como de la Xunta, además de los policiales, seguirán trabajando para tratar de recuperar los cuerpos.