Intenta agredir a unos vecinos de Salamanca por no darle dinero para cervezas

La Policía detuvo al delincuente con una maceta y un cuchillo con una hoja de 8 centímetros.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la tarde del lunes, en la calle Villar del Profeta, a un varón de 48 años, como presunto autor de un delito de amenazas graves, efectuadas a vecinos de una vivienda del número 22 de la calle Gasperi, por haberse negado a darle dinero para unas cervezas.

 

Según manifestaciones de la propietaria de la vivienda, cuando se encontraba comprando en un supermercado se le acercó un vecino, pidiéndole dinero para comprar unas cervezas, negándose esta a dárselo y regresando a su domicilio.

 

Cuando se encontraba en el mismo apareció de nuevo el  hombre, golpeando reiteradamente la puerta y rompiéndole una maceta, logrando echarle del lugar, a pesar de intentar agredir a sus hijos. Poco después bajó a la calle con un cuchillo, con el que de nuevo amenazó e intentó agredir a uno de sus hijos y a un amigo, por lo que tuvieron que llamar a la Policía.

 

Los Agentes, siguiendo indicaciones de los testigos, encuentran al presunto autor caminando por la calle Villar del Profeta portando el cuchillo en la mano, aunque lo esconde en un macetero al detectar la presencia policial, procediendo a su detención y a la intervención del arma, un cuchillo de cocina con 8 centímetros de hoja.

 

El detenido, al que le constan 9 antecedentes, será puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia.

 

DETENIDO POR AMENAZAR CON UN CUCHILLO A LA POLICÍA

 

Por otro lado, agentes de la Policía Nacional han detenido a las 20:30 horas de ayer a un varón de 49 años, como presunto autor de un delito de atentado y resistencia a agentes de la autoridad.

 

Tras llamadas telefónicas efectuadas por vecinos de la calle Sierra de Quilama que advertían de que un individuo estaba teniendo un comportamiento extremadamente agresivo con su mujer y destrozaba el mobiliario de la vivienda, Agentes policiales acuden al lugar, encontrándose al presunto autor en la puerta de su casa, diciéndoles “aquí no pasa nada, aquí no pintáis nada, iros a tomar por el culo”.

 

Ante el nuevo requerimiento de los funcionarios para interesarse por el estado de su mujer el individuo, esgrimiendo una navaja de grandes dimensiones les insulta con expresiones como “perros hijos de puta, marcharos que yo en mi casa y con mi mujer hago lo que me sale de los cojones”, al mismo tiempo que intenta agredir con el arma, de 15 centímetros de hoja, a uno de los funcionarios, por lo que es reducido, aunque golpea con un puñetazo en la mandíbula a otro de los agentes, que ha precisado asistencia facultativa.

 

Tras constatar que la mujer no había sufrido lesiones y se encontraba en el domicilio de su madre, el detenido, al que le constan 37 antecedentes, es trasladado a dependencias policiales, para ser puesto a disposición judicial.