Ingresan en prisión los dos acusados de atracar una joyería de la calle Perdones

El pasado jueves. Los asaltantes, una mujer rumana con ocho antecedentes y un hombre abulense, emplearon un cuchillo para amenazar al joyero
E. G.

Los dos arrestados por atracar presuntamente una joyería ubicada en la calle Perdones el pasado jueves ingresaron en el centro penitenciario de Topas tras prestar declaración en el juzgado de Guardia, según informaron fuentes cercanas al caso.

El arresto de la pareja –una mujer rumana de 31 años y de iniciales V. C. P., con ocho antecedentes, y un hombre de 44 años, B. V. G., natural de Ávila– se produjo poco después de cometer el atraco a una joyería de la calle Perdones. Los hechos ocurrieron en torno a las 19.20 horas del pasado jueves, en la joyería Faustino. En ese momento, una mujer llamó a la puerta del establecimiento y la víctima, que se encontraba sola en el local, le permitió el acceso. Tras ella, de inmediato entró un hombre, con el rostro cubierto con un pasamontañas. Utilizando un cuchillo como arma intimidatoria, los asaltantes rompieron las vitrinas con un paragüero y se apoderaron de tres bateas de joyas.

Al parecer, durante el forcejeo entre los asaltantes y la víctima, ésta se defendió con una laca o producto similar. Acto seguido cogieron una silla del establecimiento con la que fracturaron el cristal de la puerta, que estaba cerrada. Los dos asaltantes consiguieron huir con varios cortes producidos por los cristales.

En la fuga, los sospechosos perdieron dos bateas con joyas, que cayeron al suelo.

Los agentes de la Policía Local, trasladados al lugar de los hechos, con la colaboración de los viandantes, consiguieron detener a la mujer, que se encontraba escondida en una de las aulas de una autoescuela, en un portal del número 61 del paseo de Carmelitas. La intervinieron una navaja tipo mariposa. El segundo imputado fue arrestado al día siguiente en la localidad abulense de Arévalo. Se da la circunstancia de que la pareja fue detenida el pasado día 3 de octubre acusada de otro delito de robo con fuerza. Por otra parte, es la segunda vez que esta joyería sufre un atraco, aunque en ambos casos consiguieron detener a los presuntos culpables, que están en prisión.