Inglaterra se deja el liderato ante Eslovaquia

Inglaterra firmó tablas con Eslovaquia y pierde el primer puesto

Los de Hodgson no pasaron del empate y pasan como segundos, mientras los centroeuropeos, terceros, deberán esperar

 

FICHA TÉCNICA


ESLOVAQUIA: Kozácik, Pekarík, Durica, Skrtel, Hubocan, Kucka, Pecovsky (Gyömbér, min.68), Hamsik, Mak, Duda (Svento, min.58) y Weiss (Skriniar, min.78).

INGLATERRA: Hart, Clyne, Smalling, Cahill, Bertrand, Henderson, Dier, Wilshere (Rooney, min.57), Lallana (Dele Alli, min.60), Vardy y Sturridge (Kane, min.76).

ÁRBITRO: Carlos Velasco Carballo (ESP). Amonestó a Pecovsky (min.25) por parte de Eslovaquia y a Bertrand (min.52) por parte de Inglaterra.

ESTADIO: Stade Geoffroy-Guichard de Saint-Étienne.

La selección de Inglaterra no ha pasado del empate ante Eslovaquia (0-0) en el Stade Geoffroy-Guichard de Saint-Étienne, en el tercer y último partido de la fase de grupos de la Eurocopa de Francia 2016, y cede así el liderato a Gales tras un partido en el que ejerció el dominio absoluto sin llegar a materializar sus ocasiones.

De esta manera, el combinado inglés concluye la primera fase en la segunda posición del Grupo B, con cinco puntos, uno menos que el cuadro galés, que apabulló a Rusia (0-3). Así, se enfrentará al segundo del Grupo F. Por su parte, Eslovaquia concluyó tercera con cuatro unidades, por lo que deberá esperar a los resultados de los demás grupos para saber si estará en octavos.

En el partido definitivo para decidir los cruces, Roy Hodgson optó por reforzar el centro del campo con la inclusión de Jack Wilshere y de Jordan Henderson, enviando al banquillo a Delle Alli y Wayne Rooney y apostando por Jamie Vardy y Daniel Sturridge como pareja atacante.

El ariete del Leicester respondió a la oportunidad del técnico inglés, inmerso todavía en la eterna duda de la elección de sus delanteros titulares, con un remate en el primer palo que se marchó fuera a los cinco minutos del comienzo.

Fue el síntoma de lo que sería el dominio apabullante de los británicos en la primera mitad. Así, Vardy volvió a toparse de nuevo con la ocasión de marcar tras una jugada rápida en la que se plantó solo ante Kozácik, pero su disparo con la zurda fue detenido por el portero del Viktoria Plzen.

Superada la media hora, tras unos minutos de lucha en el centro del campo, el portero eslovaco se vio obligado a intervenir para salvar a los centroeuropeos; Nathaniel Clyne se adentró por banda y tocó atrás para Adam Lallana, que le pegó demasiado centrado para facilitar la atajada de Kozácik.

Todo ello ante la inoperancia del combinado de Ján Kózak, metido atrás y sin excesiva ambición, que tuvo que volver a ver cómo primero Vardy, en un cabezazo, y después Henderson en la continuación de la jugada pudieron adelantar a los ingleses al filo del descanso.

Los eslovenos se mostraron más incisivos en la segunda parte, en la que generaron algo más de peligro por banda, aunque su principal ocasión fue una infantil cesión con el pecho de Smalling a Hart que a punto estuvo de cazar Duda.

Sin embargo, pronto Inglaterra se desbarató del apelmazamiento inicial para recuperar la manija del choque, dando entrada a Dele Alli y a Rooney. El delantero del Manchester United dispuso de dos grandes ocasiones que terminaron sin fortuna para los británicos.

Finalmente, Inglaterra tuvo que conformarse con el empate tras un dominio de principio a fin, mientras que Eslovaquia recibió un premio excesivo a su raquítico juego.

 

Noticias relacionadas