Ingenieros de Salamanca vuelven a Irak para mejorar las instalaciones de la base española

La misión de los militares salmantinos del Regimiento de Ingenieros consiste en sustituir las instalaciones eléctricas provisionales del país por unas definitivas y la potabilización de aguas.

Militares del Regimiento de Especialidades de Ingenieros nº 11 (REI), con sede en Salamanca, viajan estos días a la base española "Gran Capitán" en Besmayah (Irak) para mejorar las instalaciones que utilizan las unidades del Ejército español que se encuentran en dicho país.

  

De los 14 componentes del contingente que acudirá a Irak, la primera parte está formada por un equipo de potabilización de agua, que ya se encuentran sobre el terreno; mientras que el resto de la unidad está compuesto por un equipo de electricidad y dos miembros de la Comandancia de Ingenieros, que se encargan de supervisar técnicamente los trabajos.

  

La misión principal de los ingenieros, bajo el mando del capitán Rubén de la Cruz, consiste en sustituir las instalaciones eléctricas provisionales del país por unas definitivas y la potabilización de aguas, de gran importancia para el bienestar de los militares españoles.

  

Esta labor complementará la tarea que ya inició la Unidad de Apoyo al Despliegue (UAD)en los meses de enero y febrero. Durante ese cometido, sus compañeros de la UAD levantaron una "pequeña ciudad" en la región construyendo desde el perímetro de la base, accesos, torres de mando, control o logística, así como de vigilancia y espacios de almacenamiento de material peligroso a la zona de vida y servicios (con cafetería, gimnasio, locutorios...).