Industria da permiso a Berkeley para seguir adelante con la construcción del proyecto de Retortillo

Instalaciones de Berkeley en Retortillo.

El Ministerio de Industria ha concedido a Berkeley la autorización previa para la instalación radiactiva. Se suma a los permisos de la Junta de Castilla y León, del Consejo Seguridad Nuclear (CSN) y de la Comisión Europea.

El Ministerio de Industria ha otorgado a Berkeley la autorización previa para la instalación radiactiva del proyecto de Retortillo. Esta autorización confirma el reconocimiento oficial del objetivo propuesto y de la idoneidad del emplazamiento elegido, cuya obtención faculta al titular para solicitar la autorización de construcción de la instalación e iniciar las obras de infraestructura preliminares, en sintonía con los permisos otorgados en la fase anterior de licenciamiento.

 

La autorización del Ministerio de Industria, publicada en el Boletín Oficial del Estado este 25 de septiembre, constituye según la empresa "un hito muy relevante en el proyecto minero de explotación de uranio que Berkeley viene desarrollando en el occidente de Salamanca, en los términos municipales de Retortillo y Villavieja de Yeltes, ya que permitirá dar continuidad al proyecto iniciando las labores de infraestructura preliminar, que tendrán continuidad con la ejecución del proyecto una vez se obtenga la autorización de construcción".

 

La inversión total de Berkeley en este proyecto será cercana a los 400 millones de euros durante el periodo de vigencia del mismo, repartidos entre inversiones de capital en activos (labores de construcción de mina, accesos y planta), costes de operación, costes de restauración y clausura, así como de gestión de residuos. Se estima que en torno al 80% de estos importes recaiga en la comarca en la que se desarrolla el proyecto. Hasta la fecha, Berkeley Minera España lleva invertidos casi 60 millones de euros en los proyectos que desarrolla en Salamanca.

 

Por otra parte, la explotación del yacimiento de Retortillo supondrá la creación de 196 empleos directos (incluidos los contratistas permanentes), a los que habrá que sumar los indirectos que, conforme a los estudios para este tipo de proyectos mineros realizados por la Universidad de Salamanca, suponen un ratio indirecto/directo de 5,2 a 1, lo que elevará a algo más de 1.000 el número de personas que estarán empleadas en tareas relacionadas con el proyecto.

 

El proyecto de Berkeley Minera destaca además por la inclusión de aspectos innovadores mediante la utilización de las tecnologías de última generación, y que redundarán en un menor afección ambiental, y en la adopción de medidas específicas que evidencian su compromiso con el Medio Ambiente, como un Plan de Restauración, un  Plan de Medidas Ambientales o un Plan de Recuperación de Hábitats. Berkeley Minera es una de las pocas empresas mineras en España que cuenta con las certificaciones de Gestión Minera Sostenible (UNE 22470/UNE 22480) y de Gestión Ambiental (UNE-EN-ISO 14001).

 

Previamente a la autorización otorgada por el Ministerio de Industria, en abril de 2014, la Consejería de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León otorgó a Berkeley Minera la Concesión de Explotación, que supuso además la aprobación del Plan de Explotación y los Planes de Restauración y Clausura para la explotación del yacimiento de Retortillo. Con anterioridad, el proyecto también había obtenido la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León así como el informe favorable del CSN en materia de protección radiológica para el otorgamiento de la concesión.

 

También la Comisión Europea emitió el pasado mes de mayo un informe favorable al proyecto de Retortillo en el que resaltaba los progresos realizados por Berkeley en el cumplimiento de las obligaciones de comunicación a la UE que establece el artículo 41 del Tratado del Euratom, al tiempo que destacaba que el proyecto de Retortillo responde a la estrategia energética de la Unión Europea.