Indignación en Girona ante la actitud de Avenida de "adulterar la competición"

Shay Murphy finaliza una contra ante Bembibre (Foto: I. C.)

"Nos llenamos la boca con que tenemos que luchar porque este deporte sea grande, y los que gritan más son los que no acaban de ser coherentes con lo que predican", asegura Anna Caula.

La derrota de Avenida ante el Embutidos Pajariel de Bembibre en el último partido de Liga regular no ha sentado nada bien en Girona. El equipo catalán se quedó fuera de los play off en el último momento tras perder contra Rivas y serán las bercianas las que se midan a las charras en semifinales por el título de Liga.

 

El director deportivo de Girona, en declaraciones al diario 'El 9 Esportiu' apuntaba: "Es una vergüenza adulterar así la competición. Salamanca ya tiene un botín de guerra más. Tiene los papeles y ahora tiene nuestra ilusión. No se puede jugar así con los sentimientos de un club y una afición. Y estos eran los más íntegros, los que querían limpiar la liga, que iban contra el Ros y Carme Lluveras", añadía irónicamente.

 

No tan explícita, pero en la misma línea se expresaba la entrenadora, Anna Caula: "En el deporte de élite tiene que haber una dignidad, un reconocimiento, una lucha por lo que quieres conseguir, y hay situaciones que decepcionan. Si tenemos que dignificar el deporte femenino y esta competición, necesitamos equipos que luchen para hacerlo. Salamanca este año tiene una plantilla y un presupuesto fuera de serie. Probablemente, no se tendría que ser juez de la competición de este modo", añadía.

 

Para Anna Caula no hay justificación posible a las derrotas de Avenida: "Con la plantilla que tienen, no pueden perder los dos últimos partidos ligueros como lo han hecho. Quizás han tenido un mal día, pero se hace extraño".

 

Y, para terminar, lanza un dardo envenenado a Salamanca: "Nos llenamos la boca que tenemos que luchar porque este deporte sea grande y los que gritan más son los que no acaban de ser coherentes con lo que predican".