Incautan 7 kilos de coca durante un importante despliegue policial

Durante toda la mañana. Agentes de la Guardia Civil y de la Unidad de Intervención Rápida de León registraron cinco domicilios en distintas zonas de la ciudad. Arrestos. Al menos hay tres detenidos
E. G.

La ciudad fue tomada ayer por agentes de la Guardia Civil, que realizaron hasta cinco registros en varias viviendas de la capital, donde se incautaron de unos siete kilos de cocaína y arrestaron, al menos, a tres personas, según informaron a este periódico fuentes de la investigación.

La redada policial comenzó en torno a las 9.30 horas de ayer en la zona comprendida entre los barrios Chamberí, Los Alambres y Tejares. dada la complejidad de la operación, llegaron desde León varias decenas de agentes procedentes de la Unidad de Intervención Rápida, que actuaron en todo momento tapando su identidad con pasamontañas.

Tras disponer de la correspondiente autorización judicial, los agentes procedieron a registrar, en torno a las 14.00 horas, una vivienda ubicada en la calle José Cadalso, donde se produjo la detención, de al menos, dos personas. Se trata de una pareja con iniciales A. M. y C. R. –ésta última familiar del conocido clan de los Ríos, detenidos en abril del pasado año por tráfico de drogas, cuyo juicio se celebrará a primeros de noviembre–. En la zona de Tejares se llegaron a efectuar hasta tres registros en domicilios, además de otra intervención en un inmueble en la zona de Los Alambres.

Mientras, otros agentes de la Benemérita montaron otro dispositivo en el polígono de los Villares, donde consiguieron detener a otro presunto implicado, que conducía un vehículo de alta gama, dirección Valladolid. El arrestado responde a las iniciales M. L. B.

Tras los registros en Chamberí, barrio conocido por las constantes incautaciones de droga, los agentes desplazaron su dispositivo hacia otra zona de la ciudad, concretamente, el barrio Capuchinos. Diversas furgonetas de la Guardia Civil llegaron al portal número 14 y 15 de la plaza de Castrotorafe, donde permanecieron toda la mañana a la espera de la autorización judicial para proceder al correspondiente registro. En torno a las 15.00 horas fue cuando llegaron dos furgonetas con más de una decena de agentes armados y perfectamente equipados para irrumpir en el inmueble. Al lugar también acudió el secretario del Juzgado de Instrucción número 4 y el capitán de la Policía Judicial. Para el registro, los agentes emplearon el perro antidrogas. De este lugar, en principio, los agentes salieron con bolsas pero sin ningún detenido.

Según fuentes policiales, junto a los tres detenidos puede haber más personas arrestadas. Los detenidos permanecen en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil, a la espera de pasar a disposición Judicial. Durante los registros domiciliarios, los agentes se han incautado de uno de los mayores alijos de droga intervenidos en la capital, siete kilos de cocaína, además de cinco o seis plantas de marihuana y dos armas de fuego. Dado el importante despliegue policial, los vecinos de la plaza de Castrotorafe salieron alarmados de sus viviendas, ante el temor de que la redada se debiera a otro piso franco de ETA, al igual que ocurrió hace unos años en esta misma plaza. Se trata de una de las redada más importante que la Guardia Civil ha llevado a cabo durante este año en la capital.